¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Divorcios

Los valencianos, al frente de separaciones y divorcios

Dos letradas valencianas apuntan a la teoría del consumible: lo que no funciona se sustituye

El número de demandas de disolución matrimonial -separaciones y divorcios- ha descendido un 8,2 por ciento en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2017, y la Comunitat Valenciana es la que registra la mayor tasa de rupturas matrimoniales frente a la Galicia, que tiene la más baja.

 ¿Qué razones nos sitúan a los valencianos como los que más nos separamos y divorciamos? Eso es lo que hemos preguntado a dos abogadas valencianas especialistas en disolución matrimonial: Palmira Trelis, presidenta de la Sección Familiar del Colegio de Abogados de Valencia, y Julia Valcárcel, vocal de la misma.

Según ellas, hay varios factores que pueden explicar que la Comunitat Valenciana es la que registra la mayor tasa de rupturas matrimoniales. Tradicionalmente se ha hablado la laxitud mediterránea y el clima. Sin embargo, Julia y Palmira apuntan a otras dos razones fundamentales: una educación en torno a la teoría del consumible, tiramos lo que no nos funciona y lo sustituimos. Y, en segundo lugar, las carencias en políticas laborales de conciliación familiar.

Según los últimos datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se han registrado 16.226 demandas de divorcio consensuado, un 7,2 % menos que en el mismo trimestre del año anterior, y 11.594 de divorcio no consensuado, un 8,6 % menos.

Además, se han contabilizado 864 procesos de separación de mutuo acuerdo, que han tenido una reducción de un 17 %, mientras que 424 han sido las separaciones contenciosas, un 13,6 % menos que las presentadas en el primer trimestre de 2017.

El número de demandas de nulidad, 41, coincide con las presentadas en el primer trimestre de 2017.

Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en la Comunitat Valenciana, con 7,3; seguida de Baleares, Cataluña, y Navarra, con 6,7; Canarias, con 6,6; Andalucía y Asturias, con 6,5; y Castilla-La Mancha y Murcia, con 6,3.

Por debajo de la media nacional, que es del 6,2, se sitúan Galicia, con 4,4; Castilla y León, con 4,9; y País Vasco, con 5,2.

Respecto a las medidas adoptadas en estas rupturas, como guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, se ha registrado una disminución de todas, sobre todo en los procesos no consensuados.

Según el Servicio de Estadística del CGPJ se han presentado 2.846 modificaciones de medidas matrimoniales consensuadas, un 0,5 % menos que en el primer trimestre de 2017; 8.734 de modificación de medidas no consensuadas, con una disminución del 4,9 por ciento; 4.998 de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, un 0,6 por ciento menos; y 7.050 no consensuadas, un 9,3 por ciento menos que en el primer trimestre de 2017.

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?