NUMANCIA

El Valladolid asalta Los Pajaritos y vence 0-3 camino de Primera

El Numancia no tuvo acierto y sucumbió ante un efectivo rival que prácticamente sentencia la eliminatoria

El capitán blanquivioleta Borja Fernández saluda al rojillo Íñigo Pérez al término del partido. /

El Real Valladolid dio un paso de gigante camino a Primera división tras imponerse 0-3 en Los Pajaritos hasta la bandera ante un Numancia que peleó pero no tuvo su día de cara a la puerta rival. Tras el 0-2, ya en la segunda parte, los rojillos no pudieron reaccionar y aunque lo intentaron les faltó fuelle e ideas para recortar distancias, mas al contrario el cuadro pucelano sentenció el partido y casi la eliminatoria.

El Numancia entró bien al partido. Quiso el balón y dominar el tiempo del encuentro ante un rival bien plantado y que fió en los lanzamientos al espacio para Mata su mejor opción ofensiva en estos primeros compases de partido. El encuentro estaba equilibrado, propio de la trascendencia del mismo, pero esas el Numancia cometió un desajuste tras una falta en un lateral y en principio sin peligro y el centro de Giannotas desde la izquierda fue cabeceado a las mallas por Kiko Olivas. Un central haciendo de Mata y provocando un importante daño en la estructura defensiva numantina.

Así se llegó al descanso, y tras la vuelta de vestuarios y con Nacho sobre el campo en sustitución de Pablo Valcarce, el público esperó el arreón numantino que metiera al equipo en el partido. Con los de Arrasate jugando en campo rival y el Valladolid replegado buscando el contragolpe, el guión se ajustaba más a lo que querían los visitantes que a lo que buscaban los rojillos. Además, el mazazo del segundo gol rival acabó por desesperar a los sorianos. Una nueva estrategia botada por Hervías, que acababa de salir al terreno de juego, acabó en las mallas de Aitor Fernández para levantar el 0-2 en el marcador para el Valladolid. Demasiado golpe para el bloque numantino, mucho castigo para lo vivido sobre el césped, pero el fútbol no entiende de sensaciones. Una buena combinación numantina que Pere Milla no acertó en el pase de la verdad a punto estuvo de meter a los de Arrasate en el partido, pero no era la tarde del Numancia. Nacho, en dos ocasiones, con un disparo con intención que sacó una marea de piernas cuando se cantaba el gol, y de nuevo otro golpeo desde fuera del área que obligó a Masip a una buena intervención, mereció el gol del honor para los rojillos, cada vez más desesperados entre el desacierto y el infortunio. La puntilla la puso Oscar Plano al culminar un contragolpe y hacer el tercero para el Valladolid y acercando al equipo blanquivioleta a Primera división. Habrá que ir a Pucela en busca del milagro, pero que nadie dude que el Numancia lo intentará hasta el final.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?