¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FINAL LIGA ACB > REAL MADRID 90-94 KIROLBET BASKONIA

El Baskonia empieza la final de la Liga ACB marcando territorio

Victoria 90-94 en un partido completo, con aportación coral y liderado por Vildoza. Se huye de la euforia.

Jannis Timma consigue taponar al merengue Luca Doncic. / ()

No pudo comenzar la final de la Liga ACB de mejor manera para Kirolbet Baskonia. De primeras, marcando territorio ante un Real Madrid que se veía claramente favorito. Los vitorianos pusieron fin a la racha de 21 partidos sin perder de los blancos en su cancha en todas las competiciones después de un partido muy completo. Casi siempre por delante, con aportación coral y liderados por el joven Luca Vildoza en el cuarto final. 0-1 y factor cancha que se tiñe de azulgrana.

Pese al importante triunfo conseguido, el mensaje que se traslada desde el vestuario huye de la euforia. No se ha conseguido nada, es una victoria que vale su peso en oro pero aún faltan otras dos para levantar el título. Desde Pedro Martínez hasta su plantilla, es la mejor decisión posible para afrontar la cita del viernes.

LA CRÓNICA DEL ‘REAL MADRID 90-94 KIROLBET BASKONIA’

Un gran Baskonia sorprendió este miércoles, en el primer partido del playoff final de la Liga Endesa, al Real Madrid, al que derrotó en su pista por 90-94, lo que le permite recuperar el factor cancha tras un igualado partido en el que casi siempre llevó la iniciativa en el juego y en el marcador.

Ni especulación, ni tanteo. Los dos equipos iniciaron el playoff final a tumba abierta, con dominio del madridista Edy Tavares bajo los aros, sobre todo en ataque, y con el baskonista Janis Timma encabezando la anotación desde el perímetro. El marcador no acababa de decantarse por ningún equipo hasta que Timma puso el 10-14 (min.6). El equipo de Vitoria empezaba a mostrar sus cartas y a demostrar su fortaleza defensiva.

Pablo Laso, consciente de las dificultades de su equipo para anotar decidió ponérselo más difícil al rival y comenzó las rotaciones buscando un perfil más defensivo en su cinco en pista. Pese a todo el Madrid cedió el primer parcial por 17-19. Los dos equipos redoblaron su apuesta defensiva en el segundo acto y comenzaron a saltar chispas en algunos emparejamientos, Timma-Doncic y Rudy-Janning. De nuevo fue el equipo vitoriano el que rompió mínimamente el marcador con un 24-31 (min.16), que propició un tiempo de Laso para recapitular.

El Madrid no acababa de dar con la tecla para dominar el tempo del partido, pero un par de triples de Jaycee Carroll y el trabajo en los minutos finales del capitán Felipe Reyes fueron fundamentales para llegar al descanso con la igualada a 39 en el marcador. Vincent Poirier y Marcelinho Huertas fueron los más acertados de cara al aro en el conjunto vasco, mientras que en el cuadro local la anotación estuvo muy repartida.

Dos triples lejanos de Johannes Voigtmann marcaron las diferencia en los primeros minutos del tercer cuarto, 43-49 (min.22.45), en los que la clase de Luka Doncic comenzó a dar sus primeros destellos. Y fue otro triple, de Fabien Causeur, el que devolvió la ventaja al Madrid, 50-49 (min.25).

Los dos equipos, ya en modo playoff total, apuraban las opciones en cada jugada, al tiempo que la presión desde las gradas iba descendiendo hacia el parqué. Real Madrid y Baskonia intercambiaron canastas y ventajas por la mínima apurando el tercer cuarto hasta que Rodrigue Beaubois con dos grandes transiciones volvió a dar ventaja a los vascos, 58-64 a falta de 40 segundos, y 58-67 tras un triple de Janning al final.

El 5 de 8 en triples del tercer cuarto de los baskonistas hizo daño a un Madrid falto de ideas y de contundencia en sus acciones. El Madrid comenzó el cuarto de la verdad contra las cuerdas, con 9 puntos de desventaja y no muy buenas sensaciones en cuanto a fluidez del juego en ataque y de solidez en defensa. Un triple de Carroll fue el mejor inicio posible y dos puntos de Rudy Fernández, 5-0 de inicio, hizo que la situación fuera más llevadera, 63-67 (min.31).

El Madrid no acababa de cuajar en el partido. Faltaba el triple importante de Sergio Llull, entre otras muchas cosas, y llegó en el minuto 34, para subir un 70-72 en el marcador. El base menorquín abrió la espita de la garra, del pundonor, del trabajo, del esfuerzo y del sufrimiento, porque el equipo vitoriano siguió dominando, 70-74 (min.35). Otro triple de Carroll y la réplica de Luca Vildoza añadieron más salsa a un partido sin dueño, 76-77 a falta de tres minutos y medio.

Jeffery Taylor con un nuevo triple puso al Madrid a los mandos del partido, 81-79, y desató el ánimo de una grada que aumentó los decibelios en la animación, como nunca a lo largo de la temporada. Con empate a 82 y dos minutos por delante, Laso comenzó con los cambios de balonmano con Carroll en ataque y Taylor en defensa.

El marcador registró un 84-86 y 48 segundos por delante cuando Gustavo Ayón falló dos tiros libres que, unidos a los dos que si anotó a continuación Tornike Shengelia, puso un 84-88 a falta de 23.5 segundos. El Madrid lo intentó, triple imposible de Llull de por medio, pero no fue suficiente, perdió el partido por 90-94 y de paso el factor cancha. El Baskonia se quitó la piel de cordero.

– Ficha técnica:

90 – Real Madrid (17+22+19+32): Causeur (5), Doncic (12), Campazzo (4), Tavares (12) y Taylor (3) -equipo inicial-, Randolph, Reyes (4), Carroll (20), Rudy (8), Llull (14), Thompkins (4) y Ayón (4).

94 – Kirolbet Baskonia (19+20+28+27): Vildoza (16), Timma (12), Janning (9), Poirier (13) y Shengelia (12) -equipo inicial-, Voigtmann (11), Huertas (7), Beaubois (11), Diop (3), Granger y Garino.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?