EL MERCADO

El Reus separa a Bastos de la Cultural

El lateral gallego baraja la propuesta del cuadro catalán para seguir en Segunda, mientras la Cultural espera su respuesta y la de Jorge Palatsi. Se esperan muchos movimientos en salidas y entradas de jugadores.

El futuro de Ángel Bastos está en el aire /

La Cultural ha entrado de lleno en el mercado con la ambición y recursos económicos por bandera. El objetivo de Aspire es claro: confeccionar la mejor plantilla posible para que el paso por la Segunda División B sea efímero. Y no va a escatimar. Desde dentro se asegura por activa y por pasiva que la intención de retener a los jugadores con contrato no es un farol, se ha pasado oferta a los dos futbolistas cuya vinculación expira el 30 de junio y ya se planea mejorar las distintas demarcaciones con piezas de renombre.

Encima de la mesa de Víctor Cea, su equipo y la secretaría técnica del club hay varios frentes abiertos. En los próximos días acabará el plazo para que Jorge Palatsi y Ángel Bastos respondan a la oferta de renovación. Ambos cuentan con propuestas de clubes de Segunda División que cerrarían las puertas a su continuidad. Al portero se le coloca con fuerza en Lugo, mientras que el Reus puja por fichar al lateral Bastos tras perder a Jorge Miramón, que jugará en la SD Huesca en la categoría reina.

La cúpula de la Cultural mantiene esperanzas y jugará sus bazas, en estos y en el resto de casos de aquellos futbolistas con contrato en vigor. Sin embargo, del discurso inicial de Llamazares el pasado lunes en el que afirmó que "queremos retener a todos" se ha pasado a la última reflexión pública del director general en la que puso los pies en el suelo: "creo que se van a quedar entre ocho y diez jugadores". Y es que, a pesar del descenso, la plantilla de la Cultural tiene mercado en la liga de plata.

El más codiciado es Josep Señé, cuya cláusula de rescisión asciende a los 7 millones de euros, aunque un porcentaje elevado (alrededor del 50%) de un posible traspado iría a parar a las arcas del Celta de Vigo. Por Señé se han interesado equipos de Primera División, españoles y extranjeros, incluso no europeos, y, por supuesto, un buen número de ellos de Segunda División. Es la opción más factible para hacer negocio. Saldrá Señé y saldrá Rodri Ríos, en la órbita del Real Oviedo para rodear a Toché y a otro delantero aún por llegar. El soriano tiene una cláusula de salida tras descenso y su futuro parece ligado un año más al fútbol profesional. Más casos. El entorno de Iza asegura contar con propuestas de superior categoría (su cláusula es de 5 millones de euros) y los últimos acontecimientos deportivos y personales no aconsejan su permanencia en el equipo leonés, que pretende "sujetarse" en varios de los héroes del ascenso.

Será el tiempo el que determine si de verdad los  Iván González, Yeray, Mario Ortíz, Viti y compañía seguirán vestidos de blanco. Iván está en el radar de conjuntos de Segunda División, como el Alcorcón, para el que suena con fuerza su cercano Julián Calero, ahora ayudante de Fernando Hierro en la selección nacional, mientras que el inicio de liga de Yeray le hizo despertar el interés del Real Zaragoza para completar el puesto de mediocentro con Eguaras. Tras el descenso, y a pesar de las vinculaciones contractuales, volverán a ser jugadores apetecibles. Como lo es para la Cultural Mario Ortiz, que puede jugar en una máxima categoría, en Bélgica, ya que pertenece al Eupen.

Las pretensiones de los gestores de Aspire se enfrentan a la norma habitual de la categoría y, en concreto, al protocolo de aquellos clubes que descienden a la Segunda B. El curso pasado, el UCAM Murcia, el Mallorca, el Elche o el CD Mirandés, afrontaron una profunda renovación de sus plantilla. En el mejor de los casos solo siguieron cinco jugadores.

Paralelamente, los técnicos aceleran para avanzar en las operaciones abiertas con destacados jugadores de la Segunda B, que tendrán un peso importante en el grupo. Víctor Cea quiere contar con tres delanteros en nómina y, a expensas del futuro de Rodri y de Guarrotxena, gusta Abdón Prats. Según informó el diario "Última Hora Mallorca", la Cultural ha preguntado por la situación de Prats, que podría abandonar el Mallorca si llega una buena oferta. El club bermellón duda de su rendimiento en Segunda y negociaría su salida. Por su parte, el aficionado mira de cerca a Claudio Medina, leonés de 24 años que marcó 12 goles en el Sporting B, que se quedó a unos minutos de acceder al play-off final, y cuya permanencia en el filial está descartada. Mientras se le vincula a clubes como el Córdoba CF o el CD Numancia, el joven delantero no tiene noticias del equipo de su tierra.

No habrá que esperar demasiado para conocer quiénes son los primeros fichajes de la nueva Cultural, en cuyas dependencias se trabaja a destajo. La secretaría técnica ha puesto en manos de técnicos y dirigentes los informes pertinentes tras el trabajo de campo realizado durante la pasada temporada y Cea trae bajo el brazo nuevas opciones. Entre todos moldean una poderosa Cultural.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?