El Consell de Mallorca da el primer paso para dejar de importar residuos del extranjero

El pleno ha dado luz verde a la aprobación inicial de un cambio en el contrato con la empresa concesionaria Tirme

El Consell de Mallorca ha dado hoy el primer paso para dejar de importar basura del extranjero y quemarla en Son Reus. El pleno ha dado luz verde a la aprobación inicial de un cambio en el contrato con la empresa concesionaria Tirme. En el equipo de gobierno hablan de “puerta cerrada” para importar residuos. Es una medida que ha salido adelante con los votos de PSIB, Més y Podem. PP, Ciudadanos y Pi se han abstenido.

La consellera insular de Medio Ambiente, Sandra Espeja, se ha mostrado muy satisfecha por esta aprobación que, dice: “impide que Mallorca vuelva a ser el basurero de Europa”. De esta manera se eliminan todos los apartados aparecidos en el contrato referentes a la importación de residuos y se elimina la posibilidad futura de nuevas operaciones.

Esta aprobación se produce dos días después de que el Parlament derogara un artículo de la ley que daba cobertura legal a la importación de residuos. La consellera insular ha recordado que la quema de estos residuos generó más de 12.000 toneladas de cenizas que fueron colocadas en el actual depósito de seguridad.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?