Últimas noticias Hemeroteca

¿Quieres entender la ópera? Ve a ver "Los elementos"

El regalo a una duquesa hace 300 años se convierte en manual de ópera barroca

Una ópera barroca que hace 300 años se compuso como regalo para la duquesa de Medina de las Torres regresa ahora de la mano de una asociación musical cántabra, que ha convertido esta obra, a través de las explicaciones de un presentador, en un manual que muestra al público cómo es ese género.

La asociación cultural "La Nave de Euterpe" actuará el viernes, 15 de junio, a las 19.00 horas, en el paraninfo de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander para mostrar por primera vez esta obra, titulada "Los elementos", que es una zarzuela que entronca con la tradición italiana de la ópera.

Una de las sopranos de ese concierto Felisa Palacio relata  que esta iniciativa llega con un vestuario de la época "muy logrado" pero con pequeños rediseños, con tres sopranos que se tienen que doblar para interpretar los cinco personajes de la obra y más de veinte personas "cargadas de ilusión" por mostrar la ópera barroca.

Esta iniciativa nació hace un año del deseo de la cofundadora de la asociación y profesora del Conservatorio Jesús de Monasterio, María del Mar Fernández, de plasmar un montaje que ella ya había cantado en el pasado.

A base de 'reclutar' alumnos, Fernández ha logrado un equipo de más de veinte personas que el pasado fin de semana ensayaban por primera vez al completo y que, tras un año de trabajo, por fin interpretará en público "Los elementos", compuesto por Antonio de Literes hace unos 300 años.

"La ilusión es poder hacer un programa pedagógico para enseñar la ópera a la gente, que si bien, de entrada, puede sonar muy lejano y distante, es muy divertida y movida", explica la soprano.

La obra alterna las arias con las coplas, las zarzuelas y las castañuelas para retrotraer al público a la época de De Literes, que diseñó una composición de pequeño formato para ser interpretada en el Salón del Palacio de la Medina de las Torres en su cumpleaños.

En ella se narra una discusión supremacista entre los elementos -fuego, tierra, aire y agua-, interpretados por las sopranos, que a través de sus cantos y voces intentan demostrar la importancia de cada uno.

Al final de la obra, amanece porque el tiempo teatral va pasando a medida que transcurre la obra -que aproximadamente dura una hora- y cuando aparece en escena la aurora, los elementos "se rinden a su belleza" y "vence el amanecer".

"Lo que es interpretable por cada uno: por muchas cosas que pasen siempre todo se despeja, o eso ya es cosa de cada uno, porque el libretista no especificó mucho más, lo deja al libre entendimiento", asegura Palacio.

Los recitativos y las arias da capo escritas, con el estilo que por entonces llegaba de Italia, se mezclan con otras composiciones de la tradición española, como las coplas y estribillos, que en varios momentos del concierto se cantan acompañadas de castañuelas.

La obra es apta para personas que no conozcan la cultura barroca, ya que el montaje cuenta con un presentador que explica el contexto en el que se creó esa música, cuenta anécdotas de la época y ayuda a comprender lo que sucede en cada acto.

A juicio de la soprano, esto supone "una oportunidad muy interesante de acercarse a la música barroca", y en este caso, además, se ofrece una obra "muy sencilla de ver".

Todo ello conforma una propuesta "imposible de encontrar en Santander", afirma su soprano, que insiste en que "tampoco se trata de gustar a todo el mundo". "Si van cien chavales y hay cinco que se enamoran de la música, pues objetivo cumplido", reconoce.

El equipo del montaje está dividido en una orquesta "cien por cien cántabra", el coro Canticum y las tres sopranos, bajo la coordinación de "La Nave de Euterpe", que gracias a los fondos aportados por sus fundadores han sacado adelante este proyecto.

Palacio detalla que el grupo está integrado por personas con distintos perfiles, algunos con un caché "modesto" como los jóvenes músicos, y otros simplemente por "colaboración y entusiasmo". "El chaval que ha estudiado la carrera de violín y ha sufrido mucho estudiándola, lo que quiere es tocarlo y disfrutar", opina.

Las entradas, que tienen un precio general de 10 euros y 5, para estudiantes, están a la venta en la Librería GIL de Santander y también en internet a través de la plataforma entradium.com

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?