¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fluvi sigue siendo igual de fotogénico

El Palacio de Congresos ha acogido una gala para rememorar los 10 años de la Expo, con ilusión y recuerdos a raudales

Fluvi y el Circo del Sol, dos emblemas de la Expo 2008 /

Ilusión, recuerdos y reencuentros. Así se  ha vivido la gala, en el Palacio de Congresos, que hizo un viaje en el tiempo hasta el año 2008. Más de 1.000 invitados se dieron cita para revivir esos días, con sus respectivas noches.

Varios artistas del Circo del Sol daban la bienvenida a la puerta del palacio a representantes del mundo político, social y económico de la sociedad aragonesa, con palomitas azules y blancas azucaradas. Pronto una escultura de Fluvi se convirtió en un punto de atención y de fotografías obligadas. Sigue siendo igual de fotogénico. Y, antes de entrar a la sala, muchos corrillos.

Entre ellos, el que fuera presidente de Expoagua, Roque Gistau. "Algunas cosas hubo que hicimos mal, como el azud, y algunas deben persistir". En cuando al azud, "le faltan dos metros para que tengamos una lámina de agua;  es un charco". Sobre el Pabellón Puente, "lo que voy a decir es políticamente incorrecto, el de Zaha Hadid, que Dios guarde, es una pieza fantástica pero está desubicado, le falta sitio y río". A día de hoy, "no lo haría", confiesa.  

Y cree, por tanto, que el trabajo que dejó la Expo 2008 tiene que continuar. "Hay que rematar las cosas, hay que dotar de contenidos los pabellones que no lo tienen que habría que revivir la Tribuna del Agua y hacer un centro de transferencia del conocimiento para el futuro; esa es mi opinión". 

Los voluntarios tuvieron un papel fundamental durante la muestra internacional. Fueron 3.925 los que se apuntaron. Una representación de ellos acudió a la gala. María Luisa y Manuel son dos de ellos. "Es ilusionante estar aquí. Cuando hemos sacado nuestros uniformes que teníamos guardados, sin pensar que al cabo de 10 años los volveríamos a poner, todo te recorría el cuerpo", describía María Luisa. A su lado, Manuel asentía: "Un escalofrío te recorre el cuerpo, el rememorar estas carreras y estos pasillos que hacíamos por la Expo". Y luego "el volvernos a ver". 

Una gala nostálgica, que quiso recordar esos tres meses, con música, imágenes, humor y recuerdos. A la batuta estuvo Gaizka Urresti. La presentación corrió a a cargo de David Marqueta y Susana Luquin. La música estuvo a cargo de Joaquín Pardinilla y Sexteto, entre otros artistas. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?