¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Asesinatos

La fiscalía mantiene que el supuesto sicario irlandés sea condenado a prisión permanente

La defensa mantiene la inocencia de su patrocinado y el jurado se retira a deliberar el veredicto

Fin al juicio al presunto sicario irlandés acusado de asesinar a un rival en Mijas. El jurado se retira a deliberar. Las partes mantienen sus conclusiones iniciales.

Pendiente de veredicto. Culpable o inocente. Esta mañana informes finales. La fiscalía mantiene que el acusado fue contratado por un clan familiar irlandés para ejecutar a un rival en Mijas en 2015. Que lo planeó, esperó y disparó más de 15 tiros. Lo ejecutó de dos balazos en la cabeza. Hay pruebas suficientes dice el fiscal. ADN en prendas, en pistolas, imágenes, conversaciones telefónicas. Todo en una guerra de clanes con diez muertos en Irlanda y España.

La defensa niega la mayor. Ni lo asesinó ni estuvo allí. No hay prueba alguna. Las obtenidas son dudosas y en todo caso insuficientes para romper el principio de presunción de inocencia.

El acusado ha hecho uso de la última palabra para decir que ni estuvo en el apartamento de la víctima ni en el coche en el que se fugó el asesino y que no tuvo nada que ver con la muerte de Gary Hutch.

Ahora el jurado de 11 personas tiene la última palabra. Si es declarado culpable la fiscalía pide que se le condena a prisión permanente, la defensa solicita la libre absolución y un veredicto de inocencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?