¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¡Unionistas de Salamanca toca el cielo y asciende a Segunda División B!

Victoria agónica y de penalti (3-1) ante el Socuéllamos

Lance del partido /

Unionistas de Salamanca ha hecho historia y ha conseguido el ascenso a Segunda División B este sábado tras ganar, agónicamente, al Socuéllamos (3-1). El equipo que rinde homenaje a la desaparecida Unión Deportiva Salamanca consigue la hazaña de, con tan solo cuatro años compitiendo, colocarse en el bronce del fútbol español.

De inicio, y por última vez esta temporada, Astu apostó por Carlos Molina, Piojo, Razvan, Antonio León, Eslava, Chuchi, Arroyo, Cristo, Gallego, De la Nava y Manjón. Sabedores de la complicación del equipo castellano manchego, los charros salieron a dominar el partido para igualar pronto la eliminatoria.

En tres minutos, los charros tuvieron dos oportunidades a balón parado, sin ningún peligro. Ya en el cinco, Cristo Medina puso un córner desde la parte izquierda del marco defendido por el Socuéllamos. Antonio León remató de cabeza, elevándose con potencia, y por poco su remate se perdió por fuera de la portería visitante.

El colegiado tuvo trabajo desde el inicio. En doce minutos, una amarilla para cada equipo por juego brusco. El Socuéllamos empezó a aproximarse a la meta de Molina, con balones largos.

En el 17 llegó la primera ocasión de los manchegos. Un disparo raso y potente desde fuera del área tocó en otro jugador manchego  y estuvo a punto de colarse en la portería unionista, aunque la oportunidad más clara fue de Megías. Un remate desde el punto de penalti tras un centro por la izquierda lo interceptó Molina con una buena parada.

El Socuéllamos, leñero desde el inicio, buscaba parar el partido y no dejar que Unionistas de Salamanca tuviera una sola oportunidad. De nuevo a través del córner, en el 25, los charros tuvieron la más clara. Un centro de Chuchi no lo acertó a despejar el Socuéllamos, le cayó a Manjón que, desde el punto de penalti, no acertó a rematar a puerta.

Los balones largos de Unionistas a la espalda de la defensa manchega creaban peligro a los visitantes. Cristo, en velocidad, superaba a los laterales rivales. Sin embargo, en el 32, un error de Chuchi cerca de su área propició una falta peligrosa a favor del Socuéllamos, aunque el disparo fue directo a los guantes de Molina.

Unionistas apostó de nuevo por los balones largos en el 34, oportunidad que acabó en saque de banda y de ahí, en un barullo en el área que despejó la defensa visitante. Los blanquinegros cercaban la meta del Socuéllamos en los mejores minutos charros, y el empuje dio sus frutos.

Un centro de Cristo desde la derecha acabó en remate de Manjón, que venía de la línea de fondo, acabó dentro de la meta manchega, y puso el 1-0. Unionistas consiguió el primero e igualó la eliminatoria. Sin embargo, poco duró la alegría en las huestes charras.

Un golazo visitante de falta, que se coló en la portería de Molina, igualó el partido y desequilibró la eliminatoria. El tanto de Zurdo, que no pudo atrapar el portero, supuso un mazazo total para Unionistas, impreciso constantemente en la zaga, cometiendo faltas innecesarias y que provocaron el gol.

Los nervios, con el 1-1 al descanso, provocaron que se desatara una tangana de camino a los vestuarios, que acabó con un expulsado en el Socuéllamos, Óscar.

La segunda mitad, los últimos 45 minutos de la temporada de Unionistas de Salamanca, arrancó con un cambio: Antonio León por Rodri Flórez. En la primera oportunidad los charros se acercaron al área manchega, aunque fue un espejismo.

Errores de bulto en las entregas de balones en el centro del campo provocaban que Unionistas de Salamanca perdiera la posesión del cuero, y desapareciera el dominio sobre el terreno de juego. En el minuto 52, Cristo Medina botó un córner que acabó en remate de Arroyo, bola que se perdió por encima del larguero. Buscaba recuperar el dominio el equipo de Astu, que a través de Cristo generaba peligro. Tres oportunidades consecutivas por la banda derecha, a la espalda de la defensa, acabaron en 'uy' en la grada. El cansancio empezaba a hacer mella en unos y otros.

El choque, que empezaba a decantarse en lo físico a favor de Unionistas de Salamanca, era una constante de posesión a favor de los charros. En el momento que más necesitaba aire el cuadro charro, el árbitro señaló un penalti a favor de Unionistas. Chuchi, cuyo error anterior provocó una falta peligrosa a favor de los manchegos, con amarilla incluida, consiguió engañar al portero visitante y puso el 2-1 en el marcador. Un gol más y los charros lograrían el ascenso.

Minuto 65. Rodri Flórez, que salió desde el banquillo, se fue de varios jugadores por la banda izquierda. Se fue de cuatro a lo Maradona: espectacular, chutó... y Company despejó el peligro. Los charros machacaban en ataque al Socuéllamos, aunque los manchegos daban sensación de peligro en cada contra. Buscaba el 3-1 sin cuartel el equipo unionista.

Y querían matar el partido, la eliminatoria y escribir la historia particular del club y de la ciudad. El Socuéllamos estaba desarbolado, buscando solo las contras con Kike y Delgado. El balón parado ya no era la única arma charra. Cada acción lo era.

No obstante, a falta de 20 minutos para el final, el Socuéllamos comenzó a perder tiempo. Jugaban sus armas, intentando ralentizar el partido e impedir que Unionistas ascendiera de categoría. Astu aguantó a la hora de realizar el segundo cambio para el equipo.

Quince minutos restaban para el final, y Rodri Flórez seguía llevando peligro a la meta de Company. Por la izquierda se fue de un jugador, puso un centro preciso que obligó al meta a despejar a córner. Se movió en ese instante el banquillo, con la entrada de Abad en lugar de Chuchi.

Los charros tenían acogotado a los manchegos. Un disparo de Razvan desde algo más lejos de la media luna del área se fue fuera por poco por el lateral de la portería. Y el cronómetro marcaba claramente lo que faltaba para el final: diez minutos. Todo el Socuéllamos estaba en su campo defendiendo. Y los manchegos seguían con su recital de pérdida de tiempo. Unionistas ya sí luchaba contra el cronómetro.

Los últimos minutos ya eran de recital charro, jugando en campo de Socuéllamos. Sin embargo, pudo poner el 2-2 el equipo visitante con una contra, en la que pilló a Unionistas despistado en el mano a mano con Molina. Y segundos después, otro mano a mano que fallaron y que le hubiera dado el ascenso a los manchegos.

Pero ahí estaba Razvan para anotar el 3-1 de penalti y dar el ascenso a Unionistas de Salamanca. Histórico. La Unión Deportiva Salamanca desapareció tras competir en Segunda B por última vez. Hoy Unionistas, la sigue homenajeando ya desde allí. Enhorabuena a todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?