¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Condenado a ocho años de prisión por violación

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a ocho años de prisión por un delito de agresión sexual a un hombre acusado de violar a una mujer en la entrada de un garaje de Ourense.

Foto de archivo de la Audiencia provincial de Ourense. /

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a ocho años de prisión por un delito de agresión sexual a un hombre acusado de violar a una mujer en la entrada de un garaje de Ourense en la madrugada del 2 de febrero de 2017. Además, deberá indemnizar a la víctima con 20.000 euros y al Sergas con 361,59 euros por la atención sanitaria prestada a la mujer y no podrá comunicarse o acercarse a ésta a menos de 500 metros durante nueve años.

Según recoge la sentencia emitida este martes, el hombre, que se encontraba en un bar de la capital con la víctima, le ofreció a la mujer acompañarla a su casa tras abandonar ambos el local. En el trayecto, el acusado intentó besarla y ella rehusó, apartándolo. Tras un intercambio de frases entre ambos, la mujer continuó su marcha mientras el acusado la seguía.

Al llegar a la rampa de un garaje de la calle Marcelo Macías, "el acusado se abalanzó sobre la víctima, empujándola hacia el interior de la misma, comenzando a tocarle los pechos y sus partes íntimas, oponiéndose ésta e iniciándose, así, un forcejeo en el curso del cual el acusado llegó a introducirle los dedos en la boca para tratar de ahogar sus gritos de auxilio", señala el escrito de la Sala.

"Pese a que la víctima le arañó la cara al acusado, éste consiguió bajarle los pantalones, así como la ropa interior, sentándola en el suelo, momento en el que la penetró vaginalmente, no constando acreditado que llegara a eyacular", indica el escrito judicial.

Los gritos de auxilio fueron oídos por un conductor que pasaba por esa calle, que detuvo la marcha de su coche y comprobó cómo una pareja forcejeaba, por lo que reclamó el auxilio de la Policía, que se personaría momentos más tarde. Al llegar los agentes, y tras prestar éstos auxilio a la víctima, procedieron a la detención del acusado tras manifestarles éste: "yo no he violado a nadie".

Según recogen los hechos probados de la sentencia, como consecuencia de lo ocurrido, la mujer sufrió varias lesiones en ambas rodillas, erosiones irregulares en ambos omóplatos y en la dorsal izquierda, así como erosiones en el labio mayor y en la vagina. Tardó en curarse 70 días y le ha quedado como secuela un trastorno por estrés postraumático de carácter moderado.

El acusado consumió diversas bebidas alcohólicas en esa madrugada "sin que haya resultado acreditado que tal ingesta hubiera limitado sus capacidades intelectivas o volitivas", según señala el escrito emitido por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense.Las partes podrán recurrir la sentencia ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Galicia en un plazo de diez días.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?