¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tras quince años de Patrimonio mundial

Multimedia Jiennense cierra temporada en Sevilla, analizando la estrategia de la candidatura, con presencia de los expertos que elaboraron el expediente

Tras quince años de Patrimonio mundial /

Las emisoras de Multimedia Jiennense han cerrado hoy temporada. Lo han hecho con un programa especial desde Sevilla, en el que se ha profundizado sobre cómo fueron las gestiones para que la candidatura de Úbeda y Baeza alcanzara el objetivo, en 2003, de ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Programa central para una programación especial con la que, a través de 15 programas, se pretende profundizar en la importancia de la declaración, coincidiendo con el XV aniversario de la aprobación.

Bajo el título “Historia de una maleta”, el programa ha pretendido desgranar los detalles de la maleta que portaba el expediente y que partió de Sevilla, con destino al Ministerio de Cultura, donde se tramitó la candidatura. Ha tenido como escenario la casa palacio Miguel de Mañara, donde los expertos diseñaron y concretaron el expediente y la reorientación del mismo, tras su anterior retirada estratégica en el año 2000.

Sentados a la mesa, bajo la moderación del director del grupo de comunicación, Manuel Expósito, Rufina Fernández, arquitecta y redactora de la candidatura de Úbeda y Baeza; Juan Manuel Becerra, jefe el servicio de protección del Patrimonio Histórico; Arsenio Moreno, exalcalde de Úbeda y profesor universitario, que lideró el proyecto rechazado en el año 1.989 y que colaboró más tarde como experto en el definitivo y el actual director General de Bienes Culturales y Museos, Marcelino Sánchez, alcalde de Úbeda, hasta unos días antes de la declaración.

La reorientación de la candidatura, debía recoger un argumento de excepcionalidad, y por ello, tras estudiar diferentes propuestas, se abogó por centrar el trabajo en el  modelo de cantería de Úbeda y Baeza, exportado al Nuevo Mundo, tal y como puso de relieve la arquitecta, Rufina Fernández.

El reto era complicado, en un momento en el que la Unesco, había incrementado su nivel de exigencia por el alto número de sitios patrimoniales ya declarados. Además, esta era una candidatura con el hándicap de que era la única hasta el momento, que se presentaba de manera conjunta. De ahí que se creara el lema, “Dualidad urbana, Unidad Cultural” intentando justificar que  estábamos ante dos ciudades que se han complementado a lo largo de la historiab  , aseguró, Juan Manuel Becerra.

Una declaración que llegó tarde si lo comparamos con otras ciudades monumentales, aunque esa tardanza, decía Arsenio Moreno, ha dado lugar a que se aprenda de errores y se haya implantado en ambos enclaves, un modelo de turismo sostenible, que en nada tiene que ver con el de otras ciudades como Granada o Sevilla.

Uno de los objetivos cumplidos tras la declaración, ha destacado Marcelino Sánchez, ha sido el dotar de vida el centro histórico de ambas ciudades, favorecer la implantación de residencias y de establecimientos, algo que a su juicio, se ha conseguido en ambos enclaves.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?