¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA LÍNEA ROJA

Gasolineras con personas, por favor

A cambio de mi tolerancia, demando la libertad para concluir por mi parte que exijo gasolineras con trabajadores

Debo aceptar con deportividad que usted prefiera que este comentario lo efectuara un robot.

Incluso debo encajar sin inmutarme que usted concluya que no existe ninguna diferencia entre mi dicción y la de un robot, si acaso con cierta ventaja para el segundo.

A cambio de mi tolerancia, demando la libertad para concluir por mi parte que exijo gasolineras con trabajadores.

Tengo derecho a que no me atienda un robot y, mientras exista la posibilidad del repostaje personalizado, la ejerceré.

Aplico el mismo criterio por el que no compro en establecimientos con colas, que siempre significan un ahorro en personal. Perdón, un ahorro en personas.

Bruselas también me lleva la contraria en la sección de combustibles, y prohíbe prohibir las gasolineras sin personas.

No se trata de exigir la salida del euro por este revés europeo, sino de cumplir con el derecho mínimo del consumidor a elegir la forma en que consume.

Hay que abandonar la reclamación perpetuamente indignada, para reivindicar la cortesía. Gasolineras con personas, por favor.

El margen de negocio es suficiente para permitírselo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?