El Ayuntamiento inicia consultas para decidir si abre la “presa de los remeros” en el Manzanares

Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife reclaman a Carmena que abra las compuertas de forma inmediata porque la decisión afecta a la avifauna y al conjunto de la biodiversidad

Presa número 9 del río Manzanares, 200 metros aguas abajo del Puente de la Princesa /

El Gobierno de Manuela Carmena es consciente del malestar que se ha generado con el cierre de la presa 9 del Manzanares, la conocida como de los remeros. La subida del nivel de agua y la inundación de la zona que estaba regenerándose ha provocado la desaparición de los islotes de vegetación y el desplazamiento de la fauna asociada.

Tal y como estaba previsto, tras las obras de reforma en la presa, el Ayuntamiento ha procedido a embalsar de nuevo ese tramo para que vuelvan a entrenar los miembros del Club de Remo, que tuvieron que abandonar la zona por la rotura de la balsa y la puesta en marcha de la renaturalización del río.

Lo que va a hacer ahora el Ayuntamiento es abrir una ronda de contactos y evaluar la situación para decidir si se mantiene o no la medida. "La recuperación ha sido un hecho y, como hay un apoyo grande de la ciudadanía y de las organizaciones ecologistas y sociales, por lo que es necesario reevaluar y reconsiderar si en un plazo no largo de tiempo podemos y debemos utilizar (ese tramo) como estaba antes del embalsamiento para dar continuidad a la renaturalización en todo el tramo urbano del río", ha indicado a la SER la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés.

Ecologistas en Acción, que ha colaborado de forma muy activa en la recuperación, ha reclamado al Gobierno de Carmena que vuelva a abrir la presa “para evitar el daño ambiental” que está provocando la inundación de ese kilómetro del río, desde la Escuela de Remo en Madrid Río hasta la pasarela de Arganzuela.

El problema ahora es qué hacer con los remeros, dado que hay también un acuerdo unánime del pleno y que todos los grupos de la oposición reclamaron al Gobierno de Carmena que no impidiese la práctica de este deporte en el río como consecuencia de su renaturalización.

"En 2016 se comunicó a los remeros, por acuerdo de todos los grupos, que una vez reparada la presa número 9, podrían volver a ejercer su actividad y que era compatible con el proceso de renaturalización del Manzanares. Una vez que se ha arreglado la presa se ha procedido al embasamiento cumpliendo lo que en su momento se planteó", explica Sabanés.

De momento, a la espera de la decisión que pueda adoptar el Consistorio madrileño, sigue habiendo casi 7 kilómetros en los que el agua corre libremente gracias a la recuperación de un “ecosistema olvidado y menospreciado”.

Protección de la biodiversidad

SEO/BirdLife ha expresado este viernes su preocupación y desacuerdo con la decisión del Ayuntamiento de cerrar la presa en la que entrenan los remeros y le ha pedido que la abra de forma inmediata porque la inundación afecta a la avifauna y al conjunto de la biodiversidad.

En un comunicado, esta organización considera contraproducente la decisión de inundar la presa cuando ha puesto en marcha un plan de Naturalización y Restauración Ambiental del Río Manzanares, que ha supuesto que el río recobre parte de su dinámica natural.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?