SEGUNDO ENCIERRO DE LOS SANFERMINES

Encierro bajo la lluvia y sin percances

Un toro de la ganadería de José Escolar quedó descolgado en el primer tercio del recorrido

Mozos y toros en el tramo de Telefónica a punto de entrar en el callejón de la Plaza en el segundo encierro de los Sanfermines de 2018 / ()

No es habitual, pero tampoco una rareza, que en Pamplona un 8 de julio llueva como lo hizo esta mañana a la hora del encierro. Por eso había más incógnitas sobre el comportamiento de toros y corredores en esta segunda carrera de los Sanfermines 2018. A primera vista, dio la impresión de que el número de participantes en el encierro fue algo menor que los habituales de un domingo sanferminero, quizá disuadidos por la lluvia pertinaz que cayó desde las siete de la mañana y que dejó adoquines y losetas empapadas y el ruedo encharcado. Pero los toros de la ganadería abulense de José Escolar se comportaron con nobleza en el recorrido que trazaron con ligereza. Si la duración del encierro fue de casi tres minutos -2'56''- fue porque uno de los morlacos se retrasó desde la calle de Santo Domingo, poco antes de penetrar en la plaza del Ayuntamiento, y al final se demoró en la arena embarrada del coso pamplonés, propicio a los resbalones que padeció el solitario morlaco.

Había curiosidad por ver si este año los "Escolar" reiteraban su tendencia a virar en mitad del encierro como sucedió con algunos de sus ejemplares en los tres años pasados de historial en Pamplona. Esta vez no fue así: los toros cubrieron el recorrido mirando siempre hacia adelante, sin sobresaltos. Y la lluvia no fue motivo para desequilibrar a la torada cuando enfiló la curva de la Estafeta. La sustancia antideslizante que se aplica en el pavimento de ese punto del recorrido unos días antes de los Sanfermines volvió a demostrar su eficacia.

Los mozos padecieron en algunos casos la velocidad de la torada y los resbalones en el recorrido con caídas y golpes que no fueron a mayores según el parte provisional facilitado por los servicios sanitarios.

PARTE MÉDICO DEL DÍA 8

Según ese parte correspondiente a las 10 de la mañana en el Complejo Hospitalario de Navarra fueron cuatro los corredores trasladados. Desde la cuesta de Santo Domingo llegó  un neoyorquino de 40 años con traumatismo craneal y fractura del tobillo izquierdo. Su pronóstico fue "menos grave". Con el mismo pronóstico ingresó un joven de Badajoz, de 29 años, que presentó luxación del hombro izquierdo. Fue recogido en el tramo de Telefónica.

En ese mismo tramo fue atendido un pamplonés de 45 años con traumatismo craneoencefálico y en proceso de valoración por los equipos médicos.

El parte hospitalario lo completa un corredor de Deba (Gipuzkoa), de 43 años con un traumatismo leve sufrido en la plaza del Ayuntamiento.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?