¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La provincia de Jaén pierde 8 de cada 10 cernícalos primilla

Hasta el 80% de la población del cernícalo primilla en la provincia de Jaén ha desaparecido en los últimos 7 años

Ocho de cada diez cernícalos primilla de la provincia de Jaén han desaparecido en los últimos seis años. El número de ejemplares de este ave rapaz ha disminuido de forma drástica; reduciéndose su población este año, en en algunas zonas, a la mitad de la que tenían la pasada temporada y algunas colonias han desaparecido.

Los datos se desprenden de los estudios y censos que, como han hecho este fin de semana, elaboran organizaciones como la Sociedad Ibérica para el estudio y la conservación de los ecosistemas de forma coordinada con la administración. Proponen incluso que se vuelva a catalogar para que, con los números actuales se pueda considerar una especie en peligro de extinción. Los biólogos atribuyen este descenso de ejemplares a la alta tasa de mortalidad que se está produciendo durante la migración; pues los cernícalos primilla pasan el invierno en zonas de sur del Sahara. Sin embargo, el ser humano y sus malas prácticas tienen también una parte muy importante de responsabilidad; el uso excesivo de fitosanitarios y, sobre todo, la eliminación de áreas de cereal para plantar olivar acaban con el hábitat de sus presas; grandes insectos, reptiles y pequeños roedores. A pesar de que Jaén es una de las provincias con mayor presencia de esta especie, el número es inferior a las 200 parejas.

 La población de cernícalo primilla en la torre del reloj de Úbeda y en el entorno se ha reducido casi a la mitad en el último año. De las 14 que se contabilizaron el año pasado ahora solo quedan 8. Se han anillado 15 pollos; lo que supone una media de dos crías por pareja. También es una media muy baja.

 Con datos concretos aún por determinar cuando acabe el año; los biólogos aseguran que la situación en el resto de Andalucía es muy similar. No es la única especie cuyos pollos se anillan ahora para controlar la evolución de su población. Este fin de semana los biólogos han vuelto a evidenciar en la comarca del condado; en Cazorla, en la de La Loma o en La Campiña como disminuyen la lechuza o el mochuelo. También hay algunas buenas noticias; los tendidos eléctricos de los puntos más sensibles y críticos en los que mueren miles de aves electrocutadas se están aislando tras la insistencia de los grupos ecologistas y algunas especies como el cernícalo vulgar está experimentando una ligera tendencia al alza

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?