CUARTO ENCIERRO DE LOS SANFERMINES 2018

Encierro fugaz y sin cornadas de los toros de Fuente Ymbro

Dos minutos y 19 segundos, duración de una carrera que acabó con un parte de varios contusionados, arrollados por la velocidad de los morlacos

Un toro de Fuente Ymbro amenaza a un mozo en el tramo de Telefónica durante el cuarto encierro de los Sanfermines 2018 / ()

Visto y no visto: los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro volaron en Pamplona, en el encierro más rápido de lo que llevamos de Sanfermines: dos minutos y 19 segundos emplearon los morlacos en recorrer los 848 metros que separan los corrales de Santo Domingo de la Plaza de Toros de Pamplona. El magnífico ritmo de la carrera estuvo incentivado por los mansos de acompañamiento, bien acostumbrados a las carreras matutinas y en una excelente forma, como demostraron una mañana más en competencia con los bravos. De hecho, los cabestros encabezaron buena parte del itinerario sin dar tregua a los sufridos corredores que a duras penas aguantaban el ritmo de la torada.

Uno de los momentos de mayor peligro se registró al caerse un toro en mitad de la calle Estafeta y quedar unos metros descolgado del resto de sus hermanos pero sin consecuencias para los corredores. La manada entró veloz en la Plaza y sin titubeos se dirigió hasta los corrales donde esperarán la lidia de la tarde.

PARTE TRANQUILIZANTE

No hubo que lamentar heridos por asta en este cuarto encierro. Los cuatro trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra los fueron debido a diversos traumatismos sufridos en extremidades. Los cuatro, varones, se accidentaron en la calle Estafeta en uno de los casos y en el tramo de Telefónica en los tres casos restantes.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?