¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

València en Comú pide que se limiten los pisos turísticos en algunos barrios

La formación exigirá a sus socios de gobierno en el Ayuntamiento que se tomen medidas urgentes en el Cabanyal, Russafa y Ciutat Vella

Calle de Quart, Ciutat Vella /

Tras la entrada en vigor de la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad, València en Comú propone una moratoria de licencias para pisos turísticos en el Cabanyal, Russafa y Ciutat Vella, donde se sitúan cerca de la mitad de este tipo de viviendas. La formación exigirá a sus socios de gobierno en el Ayuntamiento que utilicen la potestad que esta nueva norma da a los consistorios y actúen con celeridad para hacer frente a esta problemática.

Para ordenar la oferta de alquileres turísticos en la ciudad, proponen cuatro medidas. La primera es la de estudiar y delimitar la capacidad turística de estos barrios para evitar que sus vecinas y vecinos sufra los efectos negativos del turismo y establecerlas como Zonas Turísticamente Saturadas. También quieren generar un registro de viviendas de uso turístico municipal y establecer un cuerpo de inspectores que vele por el cumplimiento de la normativa y el buen funcionamiento del sector.

Además, València en Comú se suma a la propuesta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de desarrollar una ordenanza que permita dotar a las comunidades de la capacidad de vetar los pisos de uso turístico en sus edificios para mejorar la convivencia.

La portavoz de València en Comú, María Oliver, ha explicado que plantean esta moratoria porque la situación en los barrios no puede esperar hasta que los mecanismos de control municipales sean efectivos y propondrán estas medidas en la próxima reunión de portavoces.

Según las estadísticas que maneja la formación, tres distritos de Valencia son los que concentran el 49,38% de la oferta: Ciutat Vella, 24,12%, con 2.354 apartamentos; Poblats Marítims, 14,2%, con 1.392 pisos; y el Eixample, 11%, que alberga 1.074 alojamientos de este tipo. Además, según València en Comú, de abril a julio se ha incrementado más de un 30% el número de viviendas para alquiler turístico registrado en las principales webs, algo que preocupa a la formación porque supone un incremento en los precios y establece una barrera para los vecinos puedan arrendar una vivienda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?