Toma La Palabra certifica que será imposible la gestión pública de los servicios sociales

A pesar de que figura en el pacto de gobierno las competencias en servicios sociales son de la Junta

Manuel Saravia y Óscar Puente anuncian el acuerdo de gobierno el 11 de junio de 2015 /

Un día día después de la huelga protagonizada por los trabajadores de ayuda a domicilio los partidos de izquierda que gobiernan la capital vallisoletana admiten al unísono que una de las promesas no será viable. 

La gestión directa de los servicios públicos externalizados figura en el punto 39 del acuerdo entre el PSOE y Valladolid Toma La Palabra.

En el punto 49 de los 103 firmados entre Óscar Puente y Manuel Saravia se concretaba algo más:

"Recuperación del presupuesto para Servicios y Programas Municipales en tanto en cuanto se inicia el proceso de asunción de su gestión a cargo del Ayuntamiento".

Definitivamente, esta posibilidad está descartada en los servicios sociales, ámbito en el que se incluye la Ayuda Domicilio. No sólo se acepta por parte del PSOE, sino que desde Valladolid Toma La Palabra se admite que no es posible, fundamentalmente, porque no es una competencia municipal y las trabas legales son una realidad.

Así lo ha  explicado en la Cadena SER  el concejal de Participación, Alberto Bustos. No obstante, reconoce que la gestión pública siempre es "lo ideal".

La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ya ha admitido que aquella propuesta no podrá ver la luz. Por eso, el Ayuntamiento de Valladolid seguirá planteando cambios en los pliegos de condiciones para intentar mejorar las condiciones laborales de los empleados de las empresas adjudicatarias. 

En la campaña electoral de 2015 los socialistas llegaron a proponer la creación de una empresa pública para la gestión de los asuntos sociales. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?