La reestructuración de la plantilla entra en la fase política

La comisión de Personal se ha marcado un plazo de 14 semanas para analizar el trabajo presentado por la consultora Viñals

Emilio Berzosa es el concejal de Personal /

El equipo de gobierno confía en poder despedir el mandato habiendo realizado la reestructuración de la plantilla, aunque todavía queda por delante una tarea compleja. La consultora Viñals, que tenía el encargo de realizar la Valoración de los Puestos de Trabajo a través de las correspondientes entrevistas a los empleados municipales ya ha presentado su trabajo. Ahora entra en juego la parte que le corresponde a los responsables políticos, que han decidido reunirse semanalmente para ir analizando por departamento las modificaciones que podrían hacer falta en cada departamento en base a esta documentación y después analizar las fichas con las obligaciones de cada uno de los empleados, una misión que no es cosa de poco tiempo, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento se considera la cuarta empresa de Aranda en cuanto a volumen de plantilla.

Todo ello tiene que derivar en una reestructuración del organigrama con vistas a mejorar los servicios municipales y el funcionamiento de la administración local, un trabajo que implica la negociación con los sindicatos. Emilio Berzosa, el concejal de Personal, dice que esta vertiente se irá abordando por partes a medida que se vayan completando las conclusiones de cada departamento.

En definitiva, esta nueva fase del proyecto podría prolongarse por unas catorce semanas, aunque lo que dure a negociación con los representantes sindicales es más difícil calcular. Por eso, aunque al equipo de gobierno le gustaría poder dar por concluido todo el proceso antes de las elecciones, también podría ser que sea la próxima corporación la que tenga que culminarlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?