Vestigios de un pasado anterior

La campaña de excavaciones que llevan a cabo en La Sequera de Aza arqueólogos de la Universidad Rey Juan Carlos confirman que el Valle del Duero estuvo poblado antes de lo documentado hasta el momento

Restos de la ermita altomedieval de San Nicolás objeto de estudio arqueológico en La Sequera de Haza /

 

Los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo en La Sequera de Haza en los restos de la ermita de San Nicolás y la necrópolis altomedieval aledaña han dado como fruto un hallazgo que permite aventurar que existieron asentamientos en la zona antes de los que estaba documentados. Los investigadores, capitaneados por los profesores de arqueología de la Universidad Rey Juan Carlos, Alberto Polo y Francisco Téllez, han descubierto bajo la nave principal de la ermita la existencia de restos de otra edificación posiblemente de época visigótica. Se trataría de una estructura rectangular, construida con técnicas tradicionales pero de baja calidad, con materiales como madera y adobe. Si la ermita pudo comenzar a construirse entre los siglos VII y VIII y fue finalizada entorno a los siglos X u XI, esta nueva construcción, de la que se desconoce si tuvo una función religiosa o de otro tipo, sería anterior a esta época y podría haber supuesto el origen de los asentamientos de los que ya se tienen noticia

Un hallazgo que pone en cuestión la teoría historiográfica más extendida de que el Valle del Duero fue una zona despoblada en los siglos anteriores a la reconquista, una especie de desierto poblacional entre la zona musulmana y la cristiana.

La campaña excavaciones, que se extiende del 2 al 15 de julio, ha sido promovida por el ayuntamiento de La Sequera de Haza, que pretende consolidar este patrimonio arqueológico descubierto en los años 80 del siglo pasado cuando a raíz de unos trabajos agrícolas salieron a la luz una serie de tumbas antropomórficas, que también están siendo objeto de análisis estos días y que son similares a las que ya están descubiertas en la propia provincia de Burgos y comarcas aledañas de otras provincias, como La Rioja, Soria o Segovia.

Se trata de estructuras funerarias excavadas directamente en la roca con la forma de un cuerpo humano. Por el contrario en el interior de la nave principal de la ermita los trabajos de los investigadores han sacado a la luz otro tipo de tumbas, rectangulares y con una orientación distinta, noroeste-sureste, características que las vincula en el tiempo con el edificio encontrado. También han aparecido silos de cereal, aparentemente colmatados, en este mismo lugar.

Antes de que los investigadores finalicen sus trabajos este próximo domingo, han organizado en colaboración con el ayuntamiento una visita guiada este sábado 14 de julio, a partir de las diez de la mañana, para todas las personas interesadas en conocer de primera mano el yacimiento con las explicaciones de sus investigadores. El punto de encuentro es la Plaza Mayor de la Sequera de Haza, desde donde el grupo se encaminará hasta los restos de la ermita de San Nicolás, que dista del pueblo entorno a un kilómetro y a la que se accede por un camino carretero. Los profesores explicarán la importancia del yacimiento, los nuevos hallazgos y su contexto histórico. Posteriormente el ayuntamiento ofrecerá un refrigerio a los asistentes para propiciar un diálogo distendido entre los curiosos e interesaos con el equipo investigador.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?