La lejía, el amoniaco y el agua fuerte nunca pueden ir juntos

Es el consejo de Adela Muñoz, catedrática de Química Inorgánica, después de que una mujer falleciera por los vapores inhalados fruto de esta mezcla

Una mujer de 30 años de edad murió el pasado lunes en Madrid por una posible intoxicación por inhalación de amoníaco tras pasar cerca de dos horas limpiando con ese producto la cocina de su casa, y seguramente con dos condicionantes importantes: que era asmática y que no debía tener mucha ventilación.

En Hoy por Hoy ha estado la catedrática de Química Inorgánica Adela Muñoz quien ha explicado que "la lejía, el amoniaco y el agua fuerte nunca deben ir juntos", porque entre los tres dan lugar a unas sustancias nocivas, vapores que se respiran junto con el oxígeno.

Hay que comprobar que el lugar está ventilado, y atender los síntomas desde el primer momento, como son el lagrimeo y los estornudos.

Adela Muñoz...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?