Los pisos turísticos y la V-21 dividen al gobierno municipal

Los socialistas no entienden la exigencia de València en Comú sobre la moratoria de viviendas, mientras esta formación ve innecesaria la propuesta de Compromís para la V-21

La portavoz socialista, Sandra Gómez, y la de València en Comú, María Oliver /

Las tensiones entre los distintos socios del gobierno municipal de Valencia cada vez se disimulan menos. Los socialistas se muestran sorprendidos ante la propuesta que València en Comú hizó ayer y en la que pedían una moratoria de las viviendas destinadas al uso turístico en el Cabanyal, Russafa y Ciutat Vella.

El PSPV ha explicado que en la pasada reunión de coordinación de gobierno todo el equipo acordó continuar trabajando sobre la limitación de licencias de apartamentos turísticos en esos barrios de la ciudad.

La portavoz socialista, Sandra Gómez, matiza que el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella, que se aprobará en otoño, ya establece estas limitaciones, de la misma manera que lo contemplará el Plan Especial del Cabanyal que se encuentra en fase de redacción y se está estudiando para Russafa.

Gómez insiste en que además se acordó de forma expresa abordar el diseño de la ordenación de los recursos turísticos (PORT) y los planes de intervención en ámbitos turísticos (PIAT), por eso no entiende ahora esa exigencia por parte de la responsable del plan de vivienda municipal, Maria Oliver. La concejal de Desarrollo Económico comparte la preocupación por la subida del precio de la vivienda pero ha asegurado que el turismo no es el único responsable.

Por otra parte, la propia Maria Oliver, portavoz de València en Comú, ha tachado de innecesaria la propuesta que presentó Compromís para la ampliación de la V-21. El plan aprobado por el Ministerio de Fomento pretende añadir un tercer carril a la entrada y a la salida de la ciudad, mientras que en la alternativa de Compromís se aprovecharían los dos carriles ya construidos que no están en uso actualmente, la zona ya expropiada y las medianas.

En declaraciones a la SER, Oliver ha explicado que no entienden esta proposición, porque aunque reduce el impacto sigue suponiendo un nuevo carril. Desde su formación defienden el acuerdo de paralizar la obra al que se llegó en pleno municipal y continúan siendo muy críticos con la compra de terrenos mediante la expropiación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?