Agredida, secuestrada y castigada sin comer por negarse a prostituirse

Policía ha liberado a una mujer captada por una organización internacional de explotación sexual. Hay ocho detenidos

La víctima se negó a prostituirse para pagar la deuda por el viaje a España /

La víctima comenzó su calvario en 2016, cuando quiso salir de su Nigeria natal en busca de un futuro mejor. Allí contactó con una organización que se lo prometió, y la sacó del país pasando por Níger y Libia hasta llegar a Italia junto a otras 150 personas cruzando el mar. La organización la obligó a fugarse de un campamento de refugiados para trasladarla a Barcelona y ahí supo que en realidad el precio del viaje eran 25.000 euros que tenía que pagar prostituyéndose.

Sin embargo se negó a vender su cuerpo y fue agredida varias veces hasta que la trasladaron a Parla, al sur de Madrid, donde fue obligada a intentar regularizar su situación en España pero siguieron los maltratos y la retiraron el alimento para persuadirla. Al borde de la desesperación, se escapó para dormir en un parque, donde la encontró un vecino que llamó a la Policía.

Fruto de la operación los agentes realizaron registros en pisos de Fuenlabrada (también al sur de la capital), Palma de Mallorca y Bilbao, donde encontraron documentación de la víctima y otras posibles víctimas. En total hay ocho personas detenidas, cuatro en Madrid, dos en Palma de Mallorca y dos más en Francia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?