¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Miguel Otero: "Tino Fernández quiere apropiarse del Dépor"

La Junta Extraordinaria de Accionistas arrancó con tensión

Junta de Accionistas del Deportivo /

La Junta Extraordinaria de Accionistas arrancó con tensión, con una intervención inicial de Miguel Otero, excandidato a la presidencia, que despertó reacciones encontradas entre el público.

Con la presencia del 34'3% del capital social, Miguel Otero pidió la palabra para protagonizar una intervención en la que anunció que se vería las caras con Tino Fernández en los juzgados para anular los acuerdos adoptados ayer. En resumen, la propia reelección del presidente.

Miguel Otero vaticinó el fin del "capitalismo popular" del Deportivo que podría desembocar en el enriquecimiento patrimonial del actual presidente. Acusó al presidente de haber acometido una ampliación de capital por voluntad propia y no por imposición de la Agencia Tributaria. "Se está apropiando del Dépor a espaldas del club" acusó Miguel Otero "ha comprado 1500 acciones a particulares una vez acabado el periodo de ampliación de capital" argumentó Otero para ilustrar su teoría sobre el control del club que ha conseguido el actual presidente. El excandidato a la presidencia consideró que el deseo de Tino Fernández era seguir comprando acciones para hacerse con el control de la entidad esquivando la posibilidad de una teórica oposición encabezada por uno de los máximos accionistas, Ignacio Rivera. "En sus manos vamos a acabar en Segunda B y en manos de un magnate chino o indio" apuntó Otero señalando al presidente como autor de una venta de acciones de su empresa, Altia, a una sociedad desconocida. La intervención de Otero estuvo acompañada tanto de aplausos como de insultos y reproches desde las butacas del público.

Antes de la votación el asesor jurídico, Óscar Rama, aclaró ciertos aspectos planteados en la intervención de Miguel Otero. Reiteró que la Junta Extraordinaria solicitada por el propio Otero no se rechazó por no alcanzar el 5% necesario legalmente, sino por la situación de acefalia a la que abocaba a la sociedad el procedimiento propuesto. Defendió el sistema de voto a emplear, con delegaciones efectuadas con impresos marcados con códigos de barras y marcas de agua, ya que aseguran un proceso más garantista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?