Unas oposiciones bajo sospecha a revisar

El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament insta a la Conselleria d'Educació a plantearse la repetición de alguna de las pruebas de las oposiciones al cuerpo de maestros por el enorme número de reclamaciones que están recibiendo

Aspirantes a un proceso de oposiciones /

Las redes sociales son un clamor, entre los aspirantes a maestros existen sospechas fundadas de que se filtraron algunos de los supuestos prácticos. Supuestos, en alguno de los casos, muy alejados de la realidad. En otros casos plagados de faltas de ortografía...

Tantas son las quejas que se están produciendo que el Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament tiene previsto celebrar el viernes asambleas abiertas para recibir todas esas quejas y ponerse al servicio de los opositores que amenazan, incluso, con recurrir el proceso. Por eso, Sonia Ibáñez, del Sindicat y autora del informe sobre la primera parte del proceso, insta a la conselleria de Marzá a plantearse la posibilidad de tener que repetir alguna de las pruebas.

Ibáñez añade además que ha quedado de manifiesto que el proceso de oposición es inadecuado. Si bien depende del Ministerio hay una parte importante que la Conselleria debería mejorar. Por ejemplo, el reparto de plazas por cada tribunal y no haciendo una lista global provoca que se haya suspendido a muchas personas que en realidad no lo merecen. Y entre esos suspendidos de forma inmerecida figuran muchos maestros interinos que ejercen a diario. Eso, unido a las sospechas de filtraciones, debería servir también para replantearse el sistema y apostar por otra cosa.

En la primera fase de las oposiciones han aprobado menos de la mitad de los 17.000 aspirantes. En algunos tribunales el índice de aprobados apenas si supera el 30% y se da el caso de personas suspendidas con notas con hasta cuatro decimales en unas pruebas que no son de tipo test, sino de temas a desarrollar.

 

 

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?