Francisco Camps considera que si es imputado será por "especulaciones sin fundamento"

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido investigar al expresident de la Generalitat por la financiación ilegal del PP valenciano

Francisco Camps, imagen de archivo de Europa Press /

El expresident de la Generalitat, Francisco Camps, afirma que si finalmente es imputado, una vez después de que la Fiscalía Anticorrupción haya pedido investigarle por la financiación ilegal del PP valenciano, esa acusación se basará en "especulaciones sin fundamento".

Según Camps, sería una imputación más "sin una prueba fehaciente, sin un indicio solido, basándose en especulaciones sin fundamento". La Fiscalía Anticorrupción ha pedido, después de las declaraciones en el juicio del ex secretario general del partido, Ricardo Costa, y de más condenados, a la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional reabrir la pieza "Valencia 5" del caso Gürtel. El motivo, investigar a Camps en relación a un presunto delito de prevaricación. Este delito estaría ligado a una adjudicación irregular el 30 de diciembre de 2008 y, por lo tanto, aún no habría prescrito.

El expresident de la Generalitat lamenta haber conocido la propuesta de la Fiscalía a través de los medios de comunicación, antes incluso de que esa petición se hubiera llevado a cabo. Además, destaca que hace unas semanas estuvo citado como testigo en la Audiencia Nacional en la causa sobre la financiación. Por eso, Camps indica que La Fiscalía le podía haber preguntado sobre el caso. "Podría haber instado deducción de testimonio de particulares, y tampoco lo hizo", declara el expresident. 

Por otra parte, Camps señala que la prevaricación y la malversación tienen que definirse "en su concreto objeto y cantidad", a lo que se suma que "sería necesario señalar qué contrato público fue adjudicado irregularmente con sus respectivas preguntas", sostiene el expresident.

El expresident afirma que en el inicio de la causa de los trajes, "Anticorrupción insistió al TSJ para que uniese a aquella causa más actos delictivos, estos mismos y otros, y el TSJ se negó constantemente ante la inexistencia de indicios, según obra en autos". Asimismo, considera que ha habido instrucciones en diferentes juzgados y causas y en ninguna ha aparecido su nombre, "pese a que la Fiscalía ha preguntado por él a investigados y testigos".

También el 26 de mayo de 2009, con la Fiscalía Anticorrupción presente, el TSJ llamó de "manera urgente" a 37 altos cargos de su gobierno como testigos "y nadie dijo haber recibido instrucción alguna por su parte sobre contratos nunca", afirma Francisco Camps. Además, declara que es el primer acusado de corrupción al que la Fiscalía o la judicatura "nunca ha pedido su estado patrimonial, de cuentas o sus movimientos". 

Reacciones de partidos políticos

La diputada del Partido Popular, Elena Bastidas, afirma que su partido no valora las decisiones judiciales, y las respeta a diferencia de otros como el Partido Socialista del País Valencià (PSPV) que criticó la operación policial del caso Alquería en la Diputación de Valencia.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, respeta la decisión de la Fiscalía pero, en cambio, si que afirma que las responsabilidades políticas hace tiempo que deberían de haberse asumido.

La vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalidad Valenciana, Mónica Oltra, opina que la Fiscalía actúa en función de los testimonios que ha oído durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional y, además, quiere profundizar en la investigación de la trama Gürtel.

La portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, afirma que si Camps es el denominador común de la corrupción del PP valenciano, debería rendir cuentas ante la justicia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?