La segunda fase de la variante de Markina, en marcha

Es una obra urgente para las localidades de Markina y Etxebarria, enmarcadas en una zona muy industrial y que vienen años reclamando a la institución foral, La importancia de esta carretera recuerda a la variante de Ermua también por el elevado volumen de tráfico pesado que atraviesa por las calles markinarras y que alcanza los 29.500 camiones al año, tan sólo generados por la actividad industrial.

A esa cifra, se suma, el que origina el sector maderero que opera en la zona y que supera los 2.100 transportes anuales. Imanol Pradales, diputado de Desarrollo Económico ha anunciado en comisión la puesta en marcha ante sde que finalice el verano de la licitación del proyecto por 590.000 euros.

La variante enlazaría por el sur del municipio, desde la BI-4404 Markina-Iturrieta y enlazaría con la BI-633 Durango-Ondarroa lo que permitiría que los vehículos pesados no tendrían necesidad de atravesar el caso urbano de Markina.

Aún no hay previsión del coste de esta segunda fase de la variante, "eso lo determinará el proyecto" y confía el responsable foral "en el acuerdo de todos los grupos para esta obra", en palabras de Pradales,"potente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?