Vuelven los problemas con el agua del Condado

La presencia elevada de una sustancia química, denominada trihalometano, ha llevado a la Junta a prohibir su consumo

Un vaso se llena de agua. /

La Delegación de Salud de la Junta en Jaén acaba de prohibir el consumo de agua y su uso para preparar alimentos en todos los municipios de la Comarca del Condado salvo Vilches en los que viven unas 20.000 personas. Según puede adelantar esta emisora, la prohibición se debe a la elevada presencia de una sustancia química, denominada trihalometano, en el pantano del Dañador, el embalse del que se abastece prácticamente toda el territorio condatense.

La medida afecta, como decimos, a Arquillos y su pedanía de El Porrosillo, Navas de San Juan, Santisteban del Puerto, Castellar, Montizón y las pedanías de Aldeahermosa y Venta de los Santos, Sorihuela del Guadalimar y Chiclana de Segura donde también se incluyen las aldeas de Camporredondo, Campillo y Los Mochuelos. Se libran de esta prohibición Vilches, que se abastece de otra presa cercana y La Porrosa, aldea chiclanera que se sirve de la Guadalmena.

Por el momento, la Junta no adelanta cuando el agua volverá a ser apto para el consumo ya que se tienen que realizar los trabajos necesarios para que el trihalometano rebaje sus niveles. Mientras tanto, ya se están preparando camiones cisterna para suministrar agua a la población.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?