¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Luis Ybarra: “Llegué al flamenco por Camarón”

El joven periodista firma “Grandes del flamenco”, donde nos acerca treinta y un perfiles de primeras figuras del toque, cante y baile

“Andalucía camina a compás y su grito es el flamenco". De esta forma tan prometedora empieza el primer libro de Luis Ybarra. Un joven periodista estudioso del flamenco.

"Grandes del flamenco", editada por Almuzara, son treinta y un perfiles biográficos. Desde Manuel Mairena, Fosforito, Chano Lobato, Paco de Lucía o Manolo Sanlúcar, pasando por José Menese, Enrique Morente, El Lebrijano, Eva Yerbabuena o Rafael Riqueni, entre otros.

El hilo conductor que les une es el premio Compás del Cante.

“La idea era hacer un perfil del personaje para que cualquiera, conozca o no el flamenco, pueda acercarse a este libro sin que requiera un conocimiento previo”-explica el autor.

Es curiosa la estructura que ha elegido. Primero hace una aproximación literaria y muy personal hacia la figura, luego varía. A veces, es una breve entrevista suya, otras es una entrevista de otro a la figura o incluso, la valoración de alguien próximo al personaje que habla sobre ellos. En el apartado de entrevistas propias destacan las que realizó a José Menese y a Juan Peña el Lebrijano, porque fueron sus últimos testimonios.

Cadena Ser

Escribe Luis Ybarra sobre Paco de Lucía: "Había creado "Entre dos aguas", ahora tenía que superarlo. Iba a ser un Juan Ramón Jiménez; esa fue su pena. Iba a vivir peleándose consigo mismo hasta los restos. Ahora era un genio y no podía permitirse ningún fallo".

Cante, toque y también baile hay en el libro. A Pilar López la define como "embajadora de la danza española", de Farruco dice "que zarandeó los cimientos del flamenco con la gitanería de su baile". A Mario Maya le califica como "superdotado de la comunicación a través del baile". Y además de ellos, escribe de Matilde Coral, Antonio Gades, Cristina Hoyos, Milagros Mengíbar, Merche Esmeralda o Eva Yerbabuena.

El amor al flamenco empapa toda la obra. Luis Ybarra explica que llegó al flamenco por Camarón. “Empecé escuchando a Kiko Veneno- mi padre lo ponía en el coche-, y a través de “Volando voy”, descubro a Camarón. A partir de ahí, llego a todas las escuelas de las que Camarón bebe”.

Esa es la experiencia de Luis Ybarra. Es más que probable que le ocurra algo semejante al lector que se acerque a estas páginas sin un conocimiento previo del arte en el que destacaron sus protagonistas. Querrá saber más. Querrá oírles y beber directamente de la fuente del flamenco.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?