El puente del Centenario se hizo con 4 carriles porque no dio tiempo a cambiar el proyecto

Emilio Miranda, ingeniero y director de obras del ministerio a finales de los ochenta, explica que la SE-30 se proyectó con cuatro carriles. Esto se pudo cambiar, no así el puente del Centenario

Emilio Miranda de Valdés, ingeniero de Caminos y encargado en los años previos a la Expo de las grandes obras que se hacían en Sevilla, ha pasado por los micrófonos de Radio Sevilla para explicar la historia del puente del Centenario, de los cuatro carriles luego reconvertidos a cinco y por qué no tiene seis como el resto de la SE-30.

La historia comienza cuando Miranda de Valdés reporta al ministerio de Fomento- para el que trabajaba- los proyectos de las obras de transformación de Sevilla, como la SE-30. En aquellos años había una ley que obligaba a que el Ayuntamiento diera el visto bueno, con lo que estos proyectos pasaban por el consistorio sevillano. Ocurría que los proyectos originales, por ejemplo que todas las salidas de Sevilla tuvieran seis carriles, venía devuelto porque " el ayuntamiento quería que todo se hiciera con cuatro carriles".

Según cuenta Miranda, poco a poco se trabajó para revertir esta directiva, y así se hizo con todo, menos con el puente: "Estaban puestas las cuatro pilas, para cuatro carriles, había que abrirlo para la Expo y no se pudo ampliar o reforzar porque no llegábamos a tiempo".

Su idea era otra: un falso túnel que habría solucionado todos los problemas con los que ahora se encuentran los conductores que día a día se encuentran con atascos, "pero querían una obra emblemática, por eso se hizo". Está "gratamente sorprendido" por la propuesta del ministro de Fomento, José Luis Ávalos, de ampliar los carriles y está seguro de que "hay magníficos ingenieros que solucionarán el problema con más tirantes y más pilas". Escuche la entrevista completa:

Sobre la altura del puente, Miranda de Valdés cuenta que fue una exigencia de la Marina para que pasaran los mástiles de los barcos que iban al puerto. Barcos tan grandes como el Sebastián el Cano que nunca ha venido a Sevilla. Opina el ingeniero que "ya podría venir, al menos para amortizar el puente..."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?