¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El talento y la naturalidad triunfan en Gijón Life

El paso de la gira de 'Operación Triunfo' por Gijón desbordó las expectativas

Que chicos y chicas nacidos en el siglo XXI canten, al pie de la letra, canciones de Presuntos Implicados, Elton John, Crowded Housed, Tino Casal, Coque Malla, Luis Miguel, Christina Aguilera, Robbie Williams e, inmediatamente después, los últimos singles de Aitana o Ana Guerra es algo que solo podía conseguir el 'fenómeno Operación Triunfo'. La última edición del concurso, además de batir récords de audiencia, ha servido para demostrar que un formato televisivo como ese no es solo un vivero de artistas pop con toques reggaetoneros, sino de intérpretes de todos los géneros. Y que una generación considere propios temas que emocionaron a sus padres cuando ellos, los que ahora se los saben de carrerilla, no eran ni proyectos.

Gijón disfrutó este domingo del que, probablemente, haya sido el concierto del verano en la ciudad. Más de 10.000 espectadores, muchos de ellos desplazados desde otros puntos de España, abarrotaron (literalmente) el Parque Hermanos Castro para disfrutar no solo de las voces de la última generación de Operación Triunfo, sino también de la naturalidad y espontaniedad de una hornada de intérpretes (algunos de ellos también músicos y compositores) de los que no todos sobrevivirán artísticamente, pero algunos prometen muchos años de carrera.

Fueron dos horas de música y espectáculo, aprovechadas al máximo por público de toda edad y condición. Muchos adolescentes, pero también padres y madres, algunos como meros acompañantes pero otros ejerciendo completamente el rol de fans. Los más entusiastas guardaron cola durante horas para acceder al recinto y disfrutar, por ejemplo, de la voz de Amaia, que llegó a Gijón después de triunfar en el Teatro Real. Palabras mayores. La navarra logró algo también casi impensable: que el bullicio del recinto se transformara en el silencio más absoluto para escuchar cómo remataba, al piano, su interpretación de 'Miedo', de M-Clan. Fue uno de los momentos cumbre de un concierto que también dejó la imagen de miles de móviles (qué tiempos aquellos de los mecheros) acompañando la interpretación de 'Que nos sigan las luces' de Alfred.

Los concursantes de 'Operación Triunfo' sobre el escenario de Gijón Life. / Charly López (Gijón Life)

Y así, combinando estilos y voces, transcurrieron dos horas de espectáculo, impecable en voces y coreografía pero con algunos desajustes iniciales de sonido (nada que ver, por ejemplo, con la perfección técnica de la actuación de Pablo Alborán, 48 horas antes). Y todo salpicado con los saludos de los artistas, especiales precisamente por la espontaneidad y la naturalidad que ya apuntaron los cantantes en el concurso televisivo. No tienen un discurso especialmente hilvanado, pero sí ideas que transmiten en sus mensajes, tanto hablados como cantados: lucha por la igualdad, la tolerancia, la libertad y el respeto. Varios de ellos recordaron sus vínculos con Asturias: Ricky explicó que sus padres vivieron en el Principado durante su primer año y medio de relación, Thalía apuntó que su madre era asturiana y Cepeda recordó que su abuelo era de Salas.

Varios singles y sorpresa final

El concierto fue un éxito incontestable, con grandes contrastes. No todo fue intimismo; también hubo tiempo para bailar al ritmo de 'A quién le importa' o 'La revolución sexual'. Y para que Ana Guerra, Roi, Cepeda o Miriam interpretaran sus singles. No sucedió lo mismo, sorprendentemente, con los últimos lanzamientos de Aitana o Lola Índigo (la artista antes conocida como Mimi). Pero la demanda de los fans de escuchar 'Teléfono' y 'Ya no quiero na' se vio recompensada con una sorpresa final: acabado el concierto, ambos temas sonaron por la megafonía del recinto, y todos los artistas volvieron al escenario para arropar a sus compañeras (que parecían sorprendidas y emocionadas) para bailar al ritmo de ambos temas.

Más de 10.000 personas disfrutaron del espectáculo. / Charly López (Gijón Life)

Fue un broche apoteósico para un concierto que se convirtió en una de las citas estrella de 'Gijón Life'. Y todavía quedan por pasar por el recinto Il Divo y Maná.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?