Los planes de obras de Diputación también 'nutrieron' a los empresarios de Enredadera

Los empresarios se valían de Sadat Maraña para obtener información privilegiada sobre los pliegos de los contratos

Las empresas de la trama Enredadera se nutrían en gran medida de las obras subvencionadas por la Diputación con sus planes provinciales. Según el sumario, estos empresarios veían en estas millonarias ayudas a los municipios una jugosa manera de hacer dinero. Dado que eran los propios ayuntamientos los que invitaban a las empresas y adjudicaban las obras, redoblaban sus esfuerzos de influencia en esos municipios.

En las grabaciones realizadas por la Policía, los empresarios investigados reconocen que se han hecho con muchos de estos contratos por invitación, es decir, sin pasar por concurso. También en la Diputacíón tenían sus tentáculos. La Policía sospecha que Sadat Maraña les pasaba información privilegiada de los pliegos valiéndose de su puesto de asesor de Ciudadanos en la Institución provincial.

El sistema de invitación que se aplica para adjudicar algunas de estas obras menores que se financian con los millonarios planes provinciales de la Diputación, se habían convertido, según la investigación, en el sistema ideal para que las empresas de Ulibarri y El Patatero si hicieran con obras.

No importaba el color político del ayuntamiento, sino el del dinero. En las conversaciones recogidas en el sumario, el patatero, encarcelado por esta causa, y Sadta Maraña, investigado, hablan de los 24 millones del último plan de obras de Diputación y el empresario le pregunta sin tapujos "¿Cuánto nos cae a nosotros?". Maraña evita hablar de cifras por teléfono pero reconoce que mantiene conversaciones con miembros del equipo de Gobierno para conocer detalles de ese plan. Se refiere en concreto a una reunión que mantuvo con el portavoz de la Diputación, Paco Castañón.

La Policía reconoce que el papel de Maraña resultaba clave en este proceso puesto que era quien ofrecía a la trama "información de carácter reservado y privilegiado a favor de estas empresas, datos de los pliegos antes de que se hicieran públicos e incluso ejercía influencias para beneficiar a estas empresas". Creen que a cambio, Maraña "recibía la entrega de cantidades de dinero", según las conversaciones

Castañón no recuerda la reunión

Preguntado al respecto por esta emisora, el portavoz del equipo de gobierno de la Diputación Francisco Castañón asegura que ni siquiera recuerda esa conversación informal el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Fernández, a la que se refiere Sadat Maraña. Castañón sí reconoce que mantenía contactos frecuentes con Fernández para atender sus demandas sobre asuntos cotidianos de la Diputación pero, insiste, siempre dentro de la legalidad. Al igual, dice, que con el resto de grupos políticos

Aunque la trama no le hacía ascos a ningún contrato que le pudiese reportar grandes beneficios, como los parques de bomberos o la renovación de redes de fibrocemento, su gran interés eran las pequeñas obras financiadas con los planes provinciales. Mucho dinero repartido en pequeñas cuantías que les permitía eludir los concursos. Lo reconocía así el Patatero en otra conversación grabada. Asegura que "los alcaldes del PSOE están funcionando muy bien" y reconoce que tiene obras en pueblos, todas inferiores a 100.000 euros. Le va tan bien, dice, que descarta optar a obras mayores.

Y también revela la fórmula que utilizan. Dice el patatero que un ayuntamiento del que no da el nombre le "ha comprometido 600.000 euros". Para evitar sacarlos de una tacada. "Van a sacar diez obras de 60.000 euros. Vamos a ganarle, añade, un 30 o un 40. (...) Es la misma obra pero la van dando por partes".

Es el modus operandi con el que se hacen con contratos. Lo recalca en esa misma conversación asegurando que en Astorga han remodelado el pabellón de Astorga y que "no hace falta hacer grandes obras". Muestra su intención de hablar con el alcalde de Astorga para que "no saque a concurso las obras, que se las de a gente de aquí". En otra charla con su padre, el Patatero se refiere explícitamente a dos ayuntamientos gobernado por el PSOE, Santovenia y Villarejo de Órbigo. Dice el patatero, "en Santovenia hemos entrado con el alcalde y no paramos y en Villarejo estamos a tope, más o menos un millón y pico de facturación"

El alcalde de Santovenia niega trato preferente al Patatero

A pesar de la referencia a Santovenia de la Valdoncina por parte del empresario como uno en los que Ángel Luis Martín estaba haciendo más negocio, su alcalde asegura que solo le adjudicaron una obra, el acondicionamiento de una zona recreativa en la Urbanización La Vega por un importe de unos 36.000 euros. A proceso se presentaron otras dos empresas con ofertas más caras . Además de estas obras Francisco González también reconoce que han adquirido mobiliario urbano y dotación para parques infantiles de manera habitual a las empresas de Ángel Luis Martín. En ningún caso, dice el alcalde, han recibido presiones por parte del empresario imputado. De hecho dice que ni siquiera le conoce y que con quien trata habitualmente es con su delegado comercial, Juan Simón, también imputado en la causa

En el sumario, los investigadores aseguran que aunque los indicios de irregularidades en la Diputación "no resultan tan poderosos como los otros ayuntamientos o mancomunidades investigados", sí quedan claros "los contactos de la red y la influencia que tenían para obtener adjudicaciones".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?