Prisión para el acusado de un brutal atraco en un salón de juegos de Manacor

Los hechos se produjeron en mayo cuando el arrestado propinó una paliza a la empleada del casino y robó 1.093 euros

El hombre acusado de atracar un salón de juegos en Manacor y propinar una brutal paliza a una empleada el pasado mes de mayo ingresó ayer miércoles en prisión preventiva tras ser identificado y arrestado por la Policía Nacional. Los hechos se produjeron la noche del pasado 13 de mayo cuando un hombre con el rostro completamente oculto entró en el salón de juegos y se llevó mil euros de la caja registradora tras propinar un paliza a la cajera, a la que partió un botellín de cerveza en la cara.

A pesar de que el atraco fue registrado por las cámaras de seguridad, las precauciones que el autor había tomado para ocultar su rostro hacían prácticamente imposible su identificación. Sin embargo, los investigadores centraron sus sospechas en el ensañamiento que el autor había tenido con la mujer, a la que pegó un fuerte puñetazo y continuó propinando una paliza a pesar de que ya estaba en el suelo. La policía concluyó que podía tratarse de una persona que podría haber perdido una gran cantidad de dinero en el casino.

Los agentes encargados del caso comenzaron a comparar a cada una de las personas que habían acudido al salón de juegos con los vídeos del atraco, cotejando sus gestos corporales y los reflejos de cada uno de ellos. Así, dieron con el perfil de un sujeto que treinta minutos antes del atraco había perdido mil euros en la ruleta y había mantenido una discusión con la empleada de la caja a cuenta de un botellín de cerveza.

La reconstrucción de los hechos permitió averiguar que tras la negativa de la mujer de la caja a entregarle un botellín de cerveza, el cliente abandonó el salón y regresó con el rostro tapado y un martillo de fontanero en la mano para perpetrar el atraco. Una vez la policía le identificó, acudió a su domicilio para detenerle.

El arrestado tiene prohibida la entrada a varios salones de juego de la localidad por su extrema agresividad, tentativas de atropello y peleas a puñetazos. Además, tiene antecedentes por violencia de género contra su mujer y una orden de alejamiento con respecto a su suegra. Ayer fue puesto a disposión judicial y enviado a prisión provisional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?