¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los incendios forestales se han reducido un 40% en la región respecto a 2017

En Cuenca, la superficie quemada ronda las 20 hectáreas, frente a las más de mil que habían ardido a estas alturas del pasado verano

El número de incendios y la superficie quemada se han reducido en la actual campaña de alto riesgo en Castilla-La Mancha y en Cuenca frente a la del año pasado. A día de hoy, según el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, en Cuenca han ardido una veintena de hectáreas frente al millar que se había quemado a estas alturas de verano pasado, pero es necesario “no bajar la guardia”.

En la región, los incendios se han reducido en Castilla-La Mancha en un 40 por ciento en lo que llevamos de campaña, y la superficie quemada a día de hoy supone sólo el 15% de lo que había ardido en 2017 a estas alturas, aunque el viceconsejero ha recordado que el pasado año se produjo el gran incendio de Yeste, en Albacete. 

Portillo ha reconocido que la campaña ha comenzado con buenas cifras en toda Castilla-La Mancha, pero los 3.000 trabajadores del dispositivo contra incendios están en alerta para evitar que pueda complicarse la situación.

También el gerente de GEACAM, Darío Dolz, ha resaltado que los días continuados de calor, y la ausencia de precipitaciones, hacen que el combustible que hay en los montes se vaya secando cada vez más, por lo que es imprescindible seguir muy alerta.

Desde el Comité Intercentros, su presidenta Marian Blasco ha calificado también la actual campaña como “tranquila”, tras las lluvias de primavera, aunque ha recordado en declaracones a la SER que eso ha propiciado que crezca más pasto y maleza que, al secarse, actúa como combustible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?