El paro y la precariedad laboral expulsan de Asturias a 41.000 jóvenes

Comisiones Obreras da la voz de alarma ante el desembarco en la región de las empresas de reparto que abusan de los falsos autónomos

Dos repartidores de Glovo descansan en el Campo de San Francisco en Oviedo. /

La fuga de población juvenil en la última década ha supuesto ya en Asturias la salida de la comunidad de 41.600 personas de entre 16 y 29 años. Es un dato del Instituto Nacional de Estadística del que  se hace eco Comisiones Obreras de Asturias como una evidente consecuencia del alarmante deterioro de la situación de la población joven en nuestro mercado laboral, sin apenas expectativas para un proyecto de vida mínimamente digno.

La publicación de estos datos viene a cuento del Día Internacional de la Juventud, este de Agosto, una fecha con poco que celebrar en una región que en una década ha perdido la cuarta parte de su población de entre 16 y 24 años, en parte por causas naturales y en parte por la emigración a otros territorios. Si elevamos el rango de edad hasta los 29, se contabilizan más de 41.000 jóvenes asturianos emigrados al extranjero u otras comunidades. Les ponen en fuga unas estadísticas que nos dicen que sólo 2 de cada 10 jóvenes asturianos tienen empleo, que la nuestra es la tasa de actividad juvenil (25%) más baja del país, y que además somos los campeones de la precariedad. Según la Agencia Tributaria, el salario medio de un trabajador de menos de 35 años en Asturias está por debajo de los 15.000 euros, y por debajo de 6.000 para los menores de 25. Más de la mitad de los contratos a jóvenes son temporales, a tiempo parcial o se corresponden con puestos de una cualificación muy inferior a la que pueden acreditar.

La responsable de Juventud de CCOO de Asturias, Ana María Rodríguez, cree que el gobierno del Principado debe tomar medidas: desde poner coto al abuso de la figura del becario, a replantearse el sistema de garantía juvenil, promover programas de emancipación y revisar ese Plan de Retorno del Talento, que en dos ediciones sólo ha conseguido la vuelta de dos titulados de la Universidad de Oviedo.

CCOO pide también actuar ante los abusos de la figura del falso autónomo, figura sobre la que se han levantado el negocio de empresas como las de repartidores a domicilio que ya están aquí. Glovo ya opera en Oviedo y Gijón con una plantilla de trabajadores sin convenio que pagan sus propios costes laborales mientras la empresa, dice el sindicato, facturó el año pasado más de 17 millones de euros.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?