Los terroristas del 17A compraron materiales para fabricar explosivos en tiendas de la provincia de Castellón

Los yihadistas utilizaron el DNI y la furgoneta de un joven residente en Vinaròs

Algunos de los terroristas de la célula que atentó en Barcelona y Cambrils en agosto del año pasado compraron materiales para fabricar explosivos en tiendas ubicadas en la provincia de Castellón. Todo ello, entre el mes de julio y el día 15 de agosto de 2017.

El sumario de la investigación, al que ha tenido acceso Radio Castellón Cadena SER, detalla los movimientos que realizaron los yihadistas unas semanas antes de perpetrar los ataques en Cataluña. Los terroristas utilizaron el DNI y la furgoneta de un joven residente en Vinaròs, que se los cedió de forma voluntaria, para realizar compras de material explosivo en localidades de las provincias de Castellón y Tarragona.

Mohamed Hichamy, abatido en Cambrils, Youssef Aalla, muerto en la explosión de Alcanar, y Younes Abouyaqub, autor de los atropellos en las Ramblas, compraron materiales como Acetona, Peróxido de Hidrógeno y componentes para iniciar los explosivos. Los terroristas adquirieron algunos de estos productos en comercios de Vinaròs con el carnet y la furgoneta de un trabajador de una tienda de alimentación de la misma localidad. Tras los atentados, este joven fue detenido y encarcelado por orden del juez Fernando Andreu por presuntos delitos de terrorismo.

Cabe señalar que, según el sumario del caso, dos de los terroristas también vendieron varias piezas de oro en dos establecimientos de Vinaròs. Estos yihadistas, al igual que el cerebro de la célula, el imán Abdelbaki Es Satty, se movían con bastante asiduidad entre Castellón y Tarragona. En la provincia, destacar que Vinaròs era uno de los lugares donde más tiempo pasaban, aunque también estuvieron en otras ciudades como la capital de La Plana y Benicarló, entre otras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?