¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Todo lo que importa está en Sonorama

Un público multitudinario y entregado coreó junto a Liam Gallagher algunos de los grandes éxitos de Oasis

David Ruiz, vocalista de La M.O.D.A. /

Con la sombra del éxito del día anterior, comenzaba una jornada festivalera que no era consciente de los momentos mágicos que iba a poder regalar a los asistentes. Las puertas del recinto ferial se abrían en un viernes que amenazaba más caluroso que el día anterior y que traía al escenario grandes nombres del panorama nacional e internacional. Las primeras horas de la jornada nos regalaban los conciertos de artistas como Rayden, Ángel Stanich o The Grooves. Fueron los americanos Nada surf los que abrieron las puertas de la noche y calentaron al público para el concierto más esperado, el de Liam Gallagher que además de brindarnos temas de su andadura en solitario nos recordó algunos de los grandes éxitos de Oasis. Fue cuando sonaron los primeros acordes de “Wonderwall” cuando todo el recinto, lleno hasta la bandera, comenzó a cantar la letra del conocido tema, llegando a sonar más potente, incluso, que la voz de Gallagher. No sorprendió nadie que la estrella del rock parase la canción enfadado porque algo le había molestado y volviera a comenzarla desde principio y aunque algún antiguo fan quedase decepcionado por pequeños detalles, la mayoría de los asistentes descubrieron la sonrisa en su casa mientras el británico salía (tras un solitario “grasias”) del escenario dejando aún el eco de su voz cantando “Live forever”.

La masa de público, emigrante entre escenarios, aterrizaba en ese momento de la noche ante el escenario Aranda de Duero que ofrecía el concierto de los alemanes Milky Chance, otra de las grandes apuestas internacionales de la noche y que por supuesto no decepcionó. El turno le llegó a La M.O.D.A. con un público entregado que esperaba impaciente al grupo burgalés. Tras ser la sorpresa matutina de la Plaza del Trigo, La Maravillosa Orquesta del Alcohol estaba preparada para sorprender una vez más a los asistentes convirtiéndose por una noche en los “Héroes del viernes” (eso sí, de madrugada).

Y de Burgos a Murcia, con Viva Suecia grupo que recordó como en tres años han pasado de tocar en el escenario del camping a ocupar uno de los escenarios principales del festival. Dejando claro que “todo lo que importa está en el aire” dieron el relevo a los Djs ELYELLA quienes para comenzar decidieron utilizar el tema de los murcianos llevando a los asistentes lo más alto y manteniendo el nivel de principio a fin.

El escenario dedicado al humor también fue uno de los más visitados de la noche con actuaciones de grandes artistas como Pantomima Full o Los Gandules.

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Sonorama Ribera no sólo está siendo altavoz musical: este año el festival ribereño se ha convertido también en una plataforma para difundir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la ONU. Uno de las actividades previstas para esta edición del festival ha sido El Gran Reto Sonorama: la creación de la figura humana de los ODS más grande del mundo. Fue a eso de las 20:30 de este viernes cuando cientos de personas ataviadas con camisetas de colores se colocaron para crear la citada figura.

#Los18worldtour / Cadena Ser

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?