¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El PP solicita a Marzà el desatasco de las obras paralizadas del Teatro Principal de Valencia

Para el diputado popular en Les Corts, Miguel Ángel Mulet, la situación del Principal "es un botón de muestra de la desastrosa gestión caótica cultural de la Generalitat"

Teatro Principal Valencia /

El Grupo Popular ha presentado una propuesta en Les Corts solicitando a la Conselleria de Cultura que solucione de una vez los problemas de estructura y daños de la fachada del Teatro Principal de Valencia. El portavoz de cultura del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Ángel Mulet, señala al respecto que "pese a que hace más de un año se aprobó subsanar las grietas y desconchones de un edificio histórico como el Principal de Valencia, las obras aún no han sido ni siquiera licitadas por parte del titular del inmueble", la Diputación de Valencia.

Mientras, explica Mulet, "tan solo se ha colocado una malla en la fachada para evitar caída de cascotes a la calle por desprendimientos. Desde la Conselleria no hacen nada para acelerar estas obras pese a las numerosas deficiencias del inmueble que presenta un riesgo real de peligro para los trabajadores y el público, tal y como han denunciado en más de una ocasión los empleados".

Mulet afirma que "la situación del Principal es un botón de muestra de la desastrosa gestión caótica cultural de la Generalitat, donde no hay ningún rumbo ni actuación. Marzà se ha olvidado de la cultura. Ni siquiera ejecuta el poco presupuesto que hay".

Además, recuerda el documento Fes Cultura presentado en abril de 2016 por Marzà, en el que marcaba la hoja de ruta de un plan que tenía como objetivos invertir 500 millones de euros, crear una industria cultural potente o generar entre 8.000 y 10.000 puestos de trabajo en el ámbito cultural. "Dos años después no han hecho nada, todo era humo".

Por último Mulet señala que "Marzà prometió que se llegaría a destinar el 1% del total del presupuesto a cultura y no solo no ha hecho nada sino que se registran retrasos en los pagos y en las convocatorias de órdenes de ayudas. No hacen nada. Lo que sucede con la presencia de la cultura en el Acord del Botànic es que ni está ni se la espera. La sensación es que Marzà se ríe del sector cultural".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?