La ola de calor aumenta hasta en un 15% el consumo de agua de los embalses

Desde el 30 de julio al 6 de agosto, coincidiendo con tempraturas de más de 39º en Aragón, el consumo de agua ha subido un 15% y las reservas han bajado hasta un 5%

El retraso en la siembre y recolección de algunas variedades aumenta la demanda de agua de los embalses. /

Aunque reservas de los embalses de la cuenca del Ebro están al 80%, 21 puntos por encima del verano del 2017, la ola de calor que ha afectado a Aragón entre entre el 1 y el 8 de agosto ha provocado un aumento del consumo de agua de los embalses que abastecen a los diferentes sistemas de riego de Aragón. El más destacado es el caso de Riegos de Altoaragón, que 896 hectómetros cúbicos embalsados, ha visto cómo la demanda de agua aumentaba en un 15% durante los días de temperaturas extremas y las reservas descendían un 5% en menos de 7 días.

El presidente de Riegos del Altoaragón, César Trillo, asegura que la ola de calor coincide con un restraso de las siembras y recolección de algunos cultivos. El maíz, por ejemplo, "este año se ha retrasado la siembra y necesitan un mes más de agua que otros años, lo mismo que sucede con las variedades más tardías", dice Trillo. Los riegos suponen -añade- un descenso de reservas de entre 7 y 8 hectómetros cúbicos diarios. Pese a esto, la situación es mucho mejor que el año pasado, cuando se registraron los peores datos de reservas de los últimos cinco años en la cuenca del Ebro, con unas reservas de apenas un 52%.

Mejora la situación en el Jalón

En el sistema de riegos del Jalón, y aunque en la última semana las reservas han bajado un 3%, están un 21% por encima de las de hace un año. Ahora mismo el agua embalsada alcanza los 54 hectómetros cúbicos. La previsión es que cuando acabe la campaña de riegos, en el embalse de La Tranquera queden 25, lejos de los 9 del otoño de 2017.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?