¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El recuerdo del emigrante quiere reflotar el Vaporcito

Motonaves Adriano recibe el interés de dos inversores de Francia y República Dominicana, hijos de emigrantes portuenses, para rehabilitar este icónico barco de la Bahía de Cádiz

El Vaporcito de El Puerto (Adriano III) surcando el mar de la Bahía de Cádiz / ()

Cuando faltan poco menos de 20 días para que se cumpla el séptimo aniversario del hundimiento del Vaporcito se abre una vía de esperanza. Un recuerdo de niñez, un anhelo en la lejanía que puede desembocar en la rehabilitación del Adriano III, buque icono de la Bahía de Cádiz y Bien de Interés Cultural desde 1999.

La empresa propietaria del barco, Motonaves Adriano, ha recibido el interés de dos inversores de Francia y República Dominicana que quieren invertir en la recuperación del Vaporcito del Puerto, ya sea con la rehabilitación del Adriano III, que costaría entre 350.000 y 400.000 euros, o con la construcción de un Adriano IV, adaptado a la nueva normativa marítima y que permitiría que la línea marítima, que funciona desde principios del siglo XX, recuperara el espíritu del Vaporcito.

No se trata de un interés frío, calculado desde las cifras, de despacho. Muy al contrario, lo que mueve a estos dos inversores es una imagen de la niñez: la de un paseo por la Bahía de Cádiz desde el Vaporcito de El Puerto. Ambos inversores son hijos de emigrantes portuenses que decidieron, hace décadas, marcharse al extranjero buscando un nuevo horizonte de futuro.

Ese nuevo horizonte de futuro es el que ahora pueden devolver sus hijos al Vaporcito de El Puerto, actualmente en un deficiente estado de conservación y varado en la localidad portuense después de varios años en los que ha fracasado cualquier intento de devolverle la vida a este recuerdo siempre a flote en el imaginario social de la Bahía de Cádiz.

Poco después de que el buque se hundiera el 30 de agosto de 2011 tras colisionar con una roca cuando transportaba a 80 pasajeros, varias administraciones mostraron su disposición a contribuir a la recuperación del buque. Sin embargo, en estos siete años, esos ofrecimientos no se han traducido en una colaboración real para, con Motonaves Adriano, articular un proyecto serio de recuperación del icónico buque.

La empresa propietaria del Adriano III ha recibido con esperanza el interés mostrado por los dos inversores extranjeros, que se suma a los contactos que la empresa ha mantenido tanto con el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María como con el Ayuntamiento de Cádiz para rescatar hasta el presente la historia del Vaporcito del Puerto.

El administrador de Motonaves Adriano, Manuel Ramos, explica a Radio Cádiz que también hay interés del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María y del Ayuntamiento de Cádiz de recuperar el ‘Adriano III’.

“Parece que las administraciones tienen una determinación clara de sacar adelante el proyecto”, sostiene, al tiempo que recuerda la dificultad que las administraciones públicas han tenido con la crisis económica en los años previos para embarcarse en un proyecto público-privado para la rehabilitación del buque.

Ramos detalla que a finales del pasado año mantuvo reuniones con el alcalde de Cádiz, José María González, y con distintos concejales del Ayuntamiento de Cádiz. Pero la administración que más interés ha mostrado por rescatar de la situación actual al Vaporcito de El Puerto ha sido el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María.

De hecho, representantes de la empresa y del Consistorio portuense estudiaron el desarrollo de una idea que partió del ayuntamiento: la creación de un espacio museístico vinculado al Adriano III que reuniera, en torno a la figura del buque, varios recuerdos que tuvieran como escenario el mar de la Bahía de Cádiz. El museo se proyectaba en el antiguo varadero del Guadalete, donde se encuentra ahora el buque, y junto a él atracaría el Adriano IV.

La intención del Ayuntamiento de El Puerto era presentar ese proyecto para optar a los fondos de la ITI Cultural, aunque finalmente los técnicos prefirieron impulsar el proyecto del museo de cargadores de Indias para detallar el papel jugado por la ciudad en el descubrimiento de América y las posteriores carreras de Indias.

En cualquier caso, Motonaves Adriano sigue trabajando con las administraciones mientras, en paralelo, ha mantenido ya varias reuniones con los inversores extranjeros interesados en recuperar para el presente un icono marítimo de la Bahía de Cádiz que lleva casi siete años siendo sólo un recuerdo. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?