SEVILLA 1 - BARCELONA 2

Ben Yedder falló en el último instante

El delantero no acertó con un penalti en el último instante del partido y no pudo forzar la prorroga.

()

El Barcelona y el Sevilla se jugaban el primer título de la temporada en Tánger correspondiente a la Supercopa de España. El encuentro llegaba cargado de polémica sobre la fecha y el lugar de celebración, algo que había causado discusión entre el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, y el equipo andaluz, contrario a jugar fuera del Pizjuán.

Además, la cuestión de cuántos extracomunicarios podían jugar causó conflictos también con el club sevillano, que adelantó que denunciaría al Barça si se saltaba el protocolo impuesto por LaLiga.

De una forma u otra, el encuentro arrancaba con el Barça como favorito y con el Sevilla, subcampeón de la Copa del Rey el pasado año, buscando dar la sorpresa y un título que nunca ha conseguido.

El partido comenzaría con el Sevilla bien posicionado en el campo y esperando a que el Barça tomara la iniciativa. Los azulgranas se hicieron con gusto con el control del esférico, y ya manejaba la posesión en los primeros minutos de choque.

Sin embargo, serían los andaluces los que abrirían la lata. En una gran jugada de Muriel, que recuperaba en la frontal un mal despeje de Busquets, el balón llegaría a las botas de Sarabia, que anotaba ante Ter Stegen. A pesar de las dudas iniciales por posible fuera de juego, el Sevilla daba la sorpresa en los primeros minutos y se adelantaba en el marcador.

El Barça intenta reaccionar

El equipo de Ernesto Valverde no tardó en reaccionar, y se volvió a hacer rápidamente con el control del partido. Primero fue Messi, muy activo en los primeros minutos, el que lo intentaba en la salida de un córner encontrándose con una gran parada de Vaclík. El cancerbero volvió a responder de forma excelente a un tiro de Jordi Alba que intentaba sorprenderle por el primer palo.

Aunque el Sevilla tuvo fases en los que se hizo con el esférico, los siguientes instantes del choque fueron del Barça. A pesar de tener la posesión, el equipo sevillano había aprendido la lección y tras las ocasiones de Messi y Alba fueron más sólidos atrás. Los blaugranas dominaban, pero no tendrían más grandes ocasiones. El juego del equipo de Valverde se desarrollaba mayoritariamente por la banda izquierda, pero no conseguían encontrar a sus delanteros.

Pasada la media hora de partido, el Barcelona se volvió a acercar con mucho peligro al área sevillana. Tras diversas internadas mal resueltas con varios rechaces dubitativos de los andaluces, Suárez tuvo la más clara, pero el esférico se marchó rozando el palo derecho de la portería. La volvía a tener el Barça y volvía a sufrir el Sevilla, pero de momento serían los andaluces los que mantenían la ventaja en el luminoso.

Empata el Barcelona antes del descanso

La perseverancia de los catalanes se vio recompensada. Una peligrosa falta en la frontal del área era botada por Messi, que la estrellaba en el palo, pero el rechace favorecía a Piqué, que ponía las tablas justo antes del descanso.

Aún puso el Sevilla hacer el segundo e irse por delante al descanso. El pase de la muerte de Muriel llegaba a los pies de Sarabia, pero Ter Stegen respondía con una gran parada e impedía que los andaluces se fueran por delante al descanso. Al final tablas, con 45 minutos por jugarse y todo por decidirse.

Dominio blaugrana tras el descanso

La segunda mitad vino acompañada de cambios. Rakitic entró por Rafinha y Coutinho por Arthgur. Machín tardaría más en hacer los cambios y Muriel salía sustituido por Andreé Silva.

La vuelta de los vestuarios tuvo el mismo guion que la primera mitad. Los catalanes dominaban el esférico y las posesiones de los sevillanos eran escasas, cortas, y no se concretaban en ocasiones. Tras los primero minutos, los de Machín volvieron a encerrarse atrás y dejaron la posesión al equipo de Ernesto Valverde intentando aprovechar alguna contra para hacer el segundo.

Llegan los minutos locos

En este punto llegaron los mejores minutos del partido. Primero fue Messi en una flata que sacó Vaclík de puños. Luego el Sevilla estrelló un balón en el travesaño en un saque de córner tras remate de Mudo Vázquez. El partido estaba abierto, y Vaclík volvió a intervenir con una gran parada a Démbele. Mudo Vázquez lo intentaría poco después, pero el balón se iría por la derecha de la portería de Ter Stegen. Rozando el minuto 70 Machín introducía a Aleix Vidal mientars que sarabia, el autor del gol, se marchaba al banquillo.

A partir de entonces el partido volvió a bajar el ritmo y el Barça recuperó la iniciativa. Los de Valverde juntaron a mucha gente en el ataque para derribar el muro sevillano.

El golazo de Démbele adelanta al Barça

A pesar de las intervenciones de Vaclík, los azulgranas finalmente consiguieron un gol merecido. Démbele anotaba desde fuera del área un auténtico golazo que entraba rozando el larguero y dejaba al Barça con la Supercopa con tan solo 12 minutos por jugarse. El propio francés fue el siguiente cambio del Barcelona, que daba entrada a Arturo Vidal para los últimos minutos de partido.

Título para el Barça

En los minutos finales el Sevilla intentó acercarse al área azulgrana y cuando todo parecía decidido, un penalti a favor de los andaluces les daba la oportunidad del empate para forzar la prórroga. Sin embargo, Ter Stegen atajaba el tiro de Ben Yedder y los de Valverde conquistaban de nuevo la Supercopa

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?