Últimas noticias Hemeroteca

Virginia Barcones visita la central térmica de la red de calor con biomasa de Soria que recibió ayudas del programa Reindus

Rebi ha creado ya 150 puestos de trabajo directos e indirectos

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha visitado esta mañana, acompañada por el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, la central térmica de la red de calor con biomasa que la empresa Rebi puso en marcha en Soria en 2015 y que contó con el apoyo del Gobierno de España a través del programa Reindus del Ministerio de Industria. Según ha destacado Barcones, este programa ha tenido una gran relevancia en Soria desde que se convocó por primera vez en 2005 puesto que han llegado créditos en condiciones favorables a las empresas de la provincia por un importe que supera los 143 millones de euros. En sus ocho primeras convocatorias se concedían también subvenciones a instituciones para la generación de infraestructuras industriales lo que permitió que se destinaran a Soria otros 14 millones de euros a fondo perdido. La delegada del Gobierno ha recordado que el programa Reindus para el presente año estaba bloqueado y que, tal y como le anunció la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en una reciente reunión, volverá a convocarse muy pronto. Estará dotado con 810 millones de euros y atenderá a inversores en pymes industriales. “Espero”, ha indicado Barcones, “que el interés no decaiga y que puedan seguir beneficiándose muchas empresas sorianas y también de otras provincias de Castilla y León”.

En julio, los responsables de auditar los proyectos que habían recibido créditos con cargo al programa Reindus emitieron un informe favorable de la actuación realizada por Rebi. La empresa se había visto beneficiada con un crédito de cerca de 600.000 euros en la antepenúltima convocatoria de este programa con el fin de incorporar una línea de alimentación de material a las instalaciones de la planta de generación de energía térmica con biomasa.

Esta línea de alimentación está compuesta por un piso móvil de descarga, cribado, pala cargadora y cintas para el trasporte de la astilla hasta el soplador que introduce este material en el silo. La inversión incluía también la instalación eléctrica, los programas de control y la obra civil. Según ha explicado el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez, esta ayuda se empleó también para fabricar las subestaciones de intercambio, que son los equipos que se colocan en las salas de calderas de los clientes y que sustituyen a las calderas tradicionales. También se adquirieron diversas herramientas y elementos necesarios para la planta de generación y para fabricar las estaciones de intercambio.

Gómez ha indicado que cuentan ya con más de 120 comunidades que reciben energía térmica para calefacción y agua caliente de esta red de calor con biomasa, además de edificios públicos como la Biblioteca, el Museo Numantino, centros de salud o colegios. En total, disfrutan del servicio unos 10.000 sorianos. Además, según se ha explicado en el transcurso de la visita, Rebi está replicando este sistema en otros núcleos de población como Aranda de Duero (Burgos) o Guadalajara y da trabajo ya a 150 personas entre empleos directos e indirectos para la obra civil, sobre todo de soterramiento de tubos por los que circula el agua a 90 grados, y para la limpieza de montes.

La empresa calcula que la provincia de Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año cuando el consumo de astilla de la central que alimenta la red de la ciudad de Soria es de unas 16.000 toneladas al año. Castilla y León genera, según estos mismos cálculos, unos 75 millones de toneladas de biomasa al año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?