A partir del 2019 se tendrá que enseñar el DNI para entrar en todas las salas de juego de Cataluña

  • Ahora mismo sólo se controla el acceso a bingos y casinos pero a partir de enero se pedirá la documentación también para entrar en las salas con máquinas tragaperras
  • Se quiere evitar que menores y ludópatas puedan entrar a jugar

A partir del próximo año se tendrá que enseñar el DNI para entrar en todas las salas de máquinas tragaperras de Cataluña. El Govern de la Generalitat trabaja desde hace meses en un cambio de normativa para evitar que menores y ludópatas puedan jugar libremente en salas de máquinas tragaperras y similares, sin que nadie les pida la documentación.

A menudo hay una primera sala, una especie de vestíbulo, donde hay máquinas de apuestas, mayoritariamente tragaperras, de acceso libre. También hay pequeñas salas de juego en zonas urbanas. Ahora, la Generalitat quiere que todo esto desaparezca y que en todas las salas donde haya máquinas de apuestas haya de enseñar el DNI para entrar. Esto tiene dos objetivos básicos: el primero, evitar la entrada de menores de edad. Y el segundo, muy importante, cerrar el paso a los ludópatas que constan en el registro de autoprohibidos, una lista de la Generalitat en que aquellos que son adictos al juego se apuntan voluntariamente para que así no les dejen jugar. La Asociación Catalana de Adicciones Sociales hace tiempo que pide esta modificación en la normativa del juego. Su director, Francisco Perandreu, cree que es un error pedir el DNI por unas máquinas y no por otros: "Dentro de este salón pueden haber 100 máquinas normales y tres especiales, entonces a las 100 máquinas normales puedes entrar a jugar y para las demás necesitas DNI. Nosotros dijimos que era absurdo, es como aquel que dice que ya no es alcohólico porque ha dejado de beber whisky y ahora sólo bebo cerveza".

Y esto es precisamente lo que dejará de pasar. Según la Generalitat, algunos empresarios del juego han expuesto sus reservas a este cambio de normativa, porque les reducirá el negocio y tendrán que hacer obras para cambiar el control de acceso, pero el Govern considera que debe prevalecer la protección a los ciudadanos. La Dirección General de Juegos y Tributos lleva meses trabajando en este cambio normativo, conjuntamente con el Colegio de Psicólogos y asociaciones de adictos, pero todo se había parado con la aplicación del 155 y ahora se ha reactivado.

Ahora bien, cuando este nuevo decreto entre en vigor seguirán habiendo resquicios para mantener viva la adicción, como las tragaperras de los bares, que seguirán siendo de acceso libre, o el juego online.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?