Cultura abre expediente por el repintado de las tallas de El Rañadoiro

El consejero Genaro Alonso habla de venganza más que de restauración y de enorme desaguisado

Las tallas repintadas de la Ermita de Rañadoiro /

Genaro Alonso anunció que este jueves, después de que trascendiera a través de los medios de comunicación el repintado de las tallas de la ermita de Rañadoiro a manos de una vecina de Tineo, ordenó a la directora general de Patrimonio, Otilia Requejo la apertura de un expediente de averiguación de causa que puede llevar parejo un expediente sancionador. El titular de Cultura aseguró que los hechos habían causado una enorme preocupación y añadió textualmente: “eso no fue una restauración; fue una venganza”.

A la espera de la resolución del expediente, no quiso el consejero entrar en la responsabilidad que pudiera corresponder a Arturo García, sacerdote titular de la parroquia de Salas de la que depende la ermita que está situada en el límite con el concejo de Tineo y que según algunos vecinos habría dado el visto bueno al repintado de las tallas.

El consejero dejó claro que por encima de las encomiendas de tutela que la Iglesia pueda tener sobre estos bienes, la competencia última de su protección y de las medidas para su restauración es de la Dirección General de Patrimonio.

Las tallas coloreadas con pintura de uso doméstico son un conjunto de Santa Ana con la Virgen y el Niño, un San Pedro y una Virgen coronada con el Niño datadas entre los siglos XV y XVI. La autora del repintado que no ha querido hacer declaraciones después de que trascendiera lo ocurrido, instó a preguntar a los vecinos que estarían satisfechos con el retoque dado a las imágenes. Tampoco el párroco ha querido hacer declaraciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?