La Opinión de Ángel Santiago Ramos

Enredadera de bandoleros

Este verano ha vomitado parte de la mierda de la mayor trama de corrupción que hayamos padecido en décadas en esta comunidad (...)

 

Este verano ha vomitando parte de la mierda de la mayor trama de corrupción que hayamos padecido en décadas en esta comunidad. En ella habrían participado consejeros del gobierno regional y alcaldes, concejales y técnicos de los municipios más importantes de la provincia: León, San Andrés del Rabanedo, Astorga, Ponferrada, Villaquilambre, Villarejo, Benavides y Hospital de Órbigo.

Según la investigación policial, ésta organización criminal basaba su estrategia en un periodismo perverso que usaba los numerosos medios de comunicación bajo su control (televisión, radios y prensa digital y de papel) como un arma de extorsión para conseguir subvenciones millonarias y la adjudicación de proyectos de obra civil y contratos para la prestación de servicios en diversas administraciones públicas.

La policía sitúa como cerebro de este entramado al empresario José Luis Ulibarri, en prisión preventiva desde hace dos meses. El hijo de un honesto cartero berciano ha venido escribiendo su biografía con renglones bien torcidos. Responsable de la quiebra de su grupo de empresas Begar, está pendiente de juicio en el caso Gurtel en el que está acusado de prevaricación, falsedad en documento público, tráfico de influencias y delito continuado de falsedad en documento mercantil. La fiscalía pide para él siete años de cárcel.

En esta enredadera tienen un papel esencial los staff de periodistas a sueldo que Ulibarri ha logrado colocar a la cabeza de su complejo entramado mediático. Editor que desprecia públicamente el periodismo los ha usado como mercenarios al servicio de unos intereses completamente ajenos a la información.

Es este un caso de bandoleros de cuello blanco que esperemos que la policía, los jueces y los fiscales logren las pruebas necesarias para juzgarlos y queden más limpias las instituciones, los partidos políticos, las redacciones y la calle.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?