Cascamorras puede con la alerta amarilla por lluvias

Incluso con alerta amarilla por fuertes lluvias, miles de personas han recorrido las calles de Guadix en la fiesta de Interés Turístico Internacional

Cascamorras es una fiesta centenaria que puede con todo. /

Miles de hombres y mujeres han pintado y vitoreado a Juan Pedernal (encarnado por José Heras) reprochando un año más no conseguir traer de Baza a la Virgen de la Piedad.

Unos de los momentos más emotivos ha tenido lugar en el centro de la plaza de las Palomas, cuando José Heras le ha propuesto matrimonio a su novia regalandole una alianza.

Otro momento a destacar ha sido el balcón del palacio episcopal, cuando ha saltado de espaldas a la multitud, nunca antes había sucedido nada igual.

Se gritó sin descando: "este sí que es un Cascamorras", "Bastetano el que no bote", "viva Guadix".

Varias camaras situadas en puestos estrategicos, han hecho del Cascamorras 2018 una fiesta segura con la participacion de la Guardia Civil, Policía Local, bomberos, voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil, efectivos del distrito Sanitario y del 112, que se ha encargado de la coordinación en el puesto de mando avanzado situado en la Plaza Julia Gemela Acci, junto a la catedral.

A estos efectivos se les ha sumado trabajadores municipales en las tareas de limpieza, mantenimiento, señalización y fachadas de edificios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?