RELIGIÓN

Emilio Calvo cierra una etapa de siete años en la parroquia de Cuéllar

En su despedida destaca la celebración de Las Edades del Hombre en la villa, las actividades organizadas con los jóvenes, la labor de la Asociación de Belenistas, y la restauración y mantenimiento del patrimonio que se ha realizado estos años

El sacerdote de Cuéllar, Emilio Calvo acompaña la imagen de Nuestra Señora del Rosario en las fiestas de 2017 /

Después de siete años el párroco de Cuellar, Emilio Calvo ha sido trasladado a la parroquia de La Granja, pero antes de tomar posesión en su nuevo destino hace un balance positivo de lo que han sido estos siete años en la parroquia de Cuéllar. Los nervios y los sentimientos afloran en los últimos días, dando sobre todo gracias por el tiempo y las vivencias que ha pasado con los cuellaranos.

Cuando Emilio Calvo llegó a Cuéllar procedía de la parroquia de Cantalejo junto con su compañero Javier Arce. Cuenta que venían con expectación ya que Cuellar “es una parroquia grande, una población grande, sabían que había muchos grupos y mucha gente, traían mucha ilusión y era un reto el que afrontaban que ha merecido la pena”, comenta Calvo.

En cuanto a lo positivo estos años han dejado muchas cosas como “la suerte de tener las Edades del Hombre y que Cuellar haya podido estar en el candelero de Castilla y León y de España, los festivales de Manos Unidas que es el evento que más gente congrega en toda Segovia, las celebraciones religiosas que ha habido, la Semana Santa, la JMJ con los chavales que acudimos a Cracovia, los belenes y los premios conseguidos, las fiestas de los barrios, el cariño de la gente y es con lo que me quedo porque detrás de cada actividad hay gente y estos años he sentido mucho cariño de la gente y es lo que me están expresando estos días”, apunta.

En estos años la parroquia ha dado un paso adelante en distintas cuestiones que espera que el párroco procedente de Nueva Segovia, Fernando Mateo pueda continuar a partir de mañana con la ayuda de todos. “Los sacerdotes pasamos y la comunidad permanece y lo mejor es que todo se pueda mantener y seguir creciendo”, añade.

El mantenimiento y conservación del patrimonio de la iglesia ha sido otro elemento destacado en estos años. En estos momentos se están terminando de ejecutar obras en la iglesia de San Miguel donde se ha intervenido en varias ocasiones, aunque se han quedado pendientes obras en la capilla de Santo Tomé, la iglesia de la Cuesta, y la iglesia de Fuentes de Cuéllar. “Poco a poco hay que ir dando pasos para tratar de mantener con ayudas de subvenciones y que la gente quiera cuidarlo”, expresa. Calvo considera que se ha hecho un esfuerzo desde la parroquia, los grupos, las cofradías, y los barrios entre otros muchos para poder ir restaurando imágenes. “No he encontrado un pueblo como Cuéllar que tenga tanta riqueza en iglesias y en patrimonio y hay que cuidarlo”, valora.

En su despedida Emilio Calvo se queda con el cariño y el agradecimiento de la gente. “He recibido mucho más de lo que he dado, me he encontrado muy a gusto, no me arrepiento de haber estado en Cuéllar estos años”, concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?