El Festival "Amanecer Bailando" reclama al Ayuntamiento de Móstoles más de 50.000 euros por el cambio de recinto

En un principio se iba a realizar en el Parque de El Soto y finalmente se llevó a cabo en el Parque Prado Ovejero

Documento de los organizadores del Festival Amanecer Bailando en el que reclaman al Ayuntamiento de Móstoles más de 50.000 euros por sobrecostes en el cambio de recinto /

Los responsables del Festival Amanecer Bailando que se celebró en el Parque Prado Ovejero de Móstoles el pasado sábado reclaman al Ayuntamiento de Móstoles, más de 50.000 euros como "sobrecoste por el cambio de recinto", según ha podido conocer Ser Madrid Oeste. En un principio se iba a celebrar en el Parque de El Soto y finalmente se celebró en el Parque Prado Ovejero.

En un documento que ya han emitido al Ayuntamiento, piden 9.000 euros más IVA por la cancelación de la actuación del rapero Kidd Keo. El consistorio pidió a la organización que cancele la actuación de este rapero dado "el contenido machista y misógino de sus canciones".

Aseguran que el coste de la nueva redacción del proyecto les ha supuesto 10.000 euros más IVA.

El montaje de una pasarela específica para el tránsito de los asistentes al festival de 6 metros de ancha por 35 de largo, afirman que les ha supuesto un coste de 8.500 euros.

También reclaman al consistorio el incremento de seguridad con respecto a lo que estaba firmado en convenio y que supone, señala la empresa, 15.000 euros.

Las barreras para mitigar el sonido también se reclaman al Ayuntamiento de Móstoles, concretamente, "la barrera para cortar sonido en el escenario Family por un importe de 7.250 euros". Y por último también reclaman el incremento de vallado con un importe de 8.000 euros.

También en el documento que han enviado al consistorio y como "nota informativa" les comunican que tenían cerrados patrocinios por un valor de 150.000 euros y que "por diversos motivos e inseguridades en los patrocinadores se ha quedado en la cantidad de 35.000 euros".

Afirman también que han sufrido diversos daños a la marca "por la problemática que han arrastrado con relación al cambio de ubicación y la poca seguridad que se ha transmitido".´

Desde la organización del festival han asegurado que lo que han hecho es comunicar al ayuntamiento de Móstoles que ha tenido más de 50.000 euros como "sobrecostes por el cambio del recinto".

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, también se ha referido a este asunto, asegurando que está en manos del departamento jurídico, pero que "no es menester esta situación".


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?