Fiesta de mantenimiento

La programación festiva en los días laborables relaja su intensidad y fija su atención en los espectáculos callejeros, las cucañas sobre el Duero y en competiciones de juegos modernos y tradicionales

Teatro de Calle /

Aranda vive durante las próximas tres jornadas un pequeño paréntesis en el intenso programa de sus fiestas patronales, pero sin que la actividad festiva desaparezca. Mientras habrá que esperar de nuevo al fin de semana para recuperar las verbenas, fuegos artificiales y la presencia continua de las peñas en la calle, incluida la Bajada de los Toros, otras actividades más relajadas ocupan el tiempo, que en este caso hay que compatibilizar la vuelta al trabajo y también con la vuelta al cole.

La cita más destacada estos días está en las calles del casco histórico con espectáculos de diverso tipo: miércoles y jueves con artistas callejeros que ponen música, circo, teatro y humor a distintos rincones del centro y los mimos y sus efímeras estatuas humanas el viernes. En ambos casos la exhibición de estos espectáculos tiene horario de mediodía y de tarde.

Pero los más jóvenes, que aún no han vuelto a las aulas, tienen aún energía que desgastar durante estas fiestas, por lo que aprovechan la propuesta de las tradicionales cucañas que organiza Espeleoduero. También se suman con mucha aceptación a otras iniciativas más calmadas, como las actividades lúdicas de juegos de mesa o retrojuegos de la asociación Genshiken Ginkö.

Mañana jueves se incorpora una iniciativa novedosa apadrinada por la bodega “Dominio de Cair”, que promueve a partir de las ocho y media de la tarde la I Carrera de Barricas para peñas que se desarrollará entre las calles Ricaposada, San Pelayo y Ronda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?