Una oferta salarial muy condicionada

Eva Domaika pone la lupa en la oferta de subida del 2,25% del sueldo a los funcionarios vascos para 2019

El portavoz del gobierno vasco anunció ayer su intención de subir a sus 70.000 funcionarios el sueldo del año que viene un 2'25 por ciento; aumentar la aportación al fondo de pensiones Itzarri y pagar toda baja desde el primer día. ¡Qué envidia, verdad! Solo hay un par de condicionantes: que tanto los Presupuestos Generales del Estado como los vascos deben ser aprobados. Casi nada. Solo aquí en casa, el Partido Popular, con quien el Gobierno ha pactado las cuentas hasta ahora, le ha advertido de que no tendrá sus votos si no da marcha atrás en las bases pactadas con EH Bildu en la ponencia de autogobierno. Hombre, siempre podría el PNV extender ese acuerdo abertzale de la ponencia a las cuentas, así lo ha sugerido Ortuzar, pero con el propio lehendakari cuestionando ese pacto, no sé si EH Bildu estará por la labor.

No deja de ser curioso, de todos modos, que el único año en el que el Gobierno plantea mejoras tan sustanciales para los funcionarios sea cuando los presupuestos tienen menos posibilidades de salir adelante y se admite la posible prórroga y puede quedarse en este anuncio, que el Gobierno no ha reservado como siempre a la presentación de los presupuestos, que no será hasta el 23 de octubre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?